Estados Unidos a una Firma de ser ‘legalmente’ un Estado Policía |
Real Alternative. Real News.|Saturday, November 1, 2014
You are here: Home » Español » Estados Unidos a una Firma de ser ‘legalmente’ un Estado Policía

Estados Unidos a una Firma de ser ‘legalmente’ un Estado Policía 

Después de que la ley S. 1867, también conocida como la legislación detención indefinida fuera aprobada en la Cámara de Representantes a principios de esta semana y anoche en el Senado, los estadounidenses están mucho más cerca de convertirse en enemigos legales del Estado.

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
16 de diciembre 2011

ACTUALIZACION: 14:10 S.1867 también permitirá que al Departamento de Defensa «legalmente» ejecutar la guerra en el Internet. La ley permite al gobierno atacar a enemigos cibernéticos. El Congreso confirma que el Pentágono tiene la capacidad, a petición del presidente, de llevar a cabo operaciones de guerra cibernéticas para “defender la Nación, a aliados y otros intereses”. (1) los principios de política y regímenes legales que sigue el Departamento para las capacidades de cinética, incluyendo el derecho de los conflictos armados, y (2) la Resolución de Poderes de Guerra (50 USC 1541 y ss.). Lea más sobre el Estado Policía Cibernético aquí. TERMINA ACTUALIZACION

No es nuevo que Estados opresores tiendan a emplear prácticas ilegales con sigilo antes de ponerlas en práctica ampliamente. La aprobación de leyes que destruyen parcial o totalmente los derechos constitucionales y civiles no es más que la codificación del status quo que ya está bien establecido. Esto sucedió muchas veces en la historia reciente, pero la gente no aprende del hecho, ya que ignoran la historia.

En camino a un lugar llamado el Estado Policía.

La introducción y aprobación de la ley S.1867  y su consecuente aprobación por la Cámara y el Senado del que fue una vez libre y valiente Estados Unidos de América, es la culminación de lo que hombres y mujeres en el poder han estado planeando durante décadas, tal vez más. S.1867 legaliza la detención, el encarcelamiento, la tortura, y si es necesario, el asesinato de cualquier persona que el presidente de Estados Unidos decida representa una amenaza para la continuidad del gobierno. Simplemente sucede que este gobierno no es gobierno del pueblo, sino su gobierno.

Aunque el presidente Barack H. Obama advirtió que vetaría la ley si sobrevivía al proceso legislativo, Obama dio marcha atrás a esa amenaza en menos de un mes. Sin embargo, Obama no advirtió a los senadores y representantes sobre el veto porque pensaba que era ilegal o inconstitucional eliminar todo el marco legal que mantuvo a Estados Unidos libre y valiente. Amenazó con el veto, porque el paso de S.1867 legalmente limitaba los poderes que la oficina del presidente ya posee, o por lo menos Obama cree que posee. “La Casa Blanca explicó que vetaría la ley, porque las disposiciones ahí contenidas restringían la autoridad presidencial”, explicó John Glaser, a Russia Today.

Fue el senador Carl Levin, uno de los patrocinadores del proyecto de ley ahora aprobado, que explicó en el Senado que había sido el presidente Obama, quien había solicitado que S.1867 incluyera a los ciudadanos estadounidenses y a todos los que vivían legalmente en los Estados Unidos en el proyecto de ley, de modo que todas las disposiciones pudieran aplicarse también a ellos. El proyecto de ley ya contemplaba la aplicación de sus normas a los estadounidenses que viven en el extranjero, así como cualquier persona capturada en suelo estadounidense o en el extranjero, que era considerada un terrorista. En un pasado no muy distante, fue el mismo Obama quien criticó duramente a George W. Bush por lo que llamó la detención ilegal de personas que se llevaron a cabo sin una acusación formal y a quienes se les negó un juicio justo. Obama también convirtió en una de sus promesas de campaña acabar con estas políticas aprobadas en la Ley Patriota y cerrar la prisión de Guantánamo en Cuba; lo cual no ha hecho.

Si S.1867 es firmada por Obama como ley, lo que podría suceder en las próximos 24 a 48 horas, dará a los militares de EE.UU. el poder de “desaparecer” a los ciudadanos estadounidenses por crímenes que nunca se harán públicos. “Si usted mira cuidadosamente esta legislación, si usted tiene un familiar o un amigo que publica que usted o alguien más ha desaparecido también ellos pueden ser detenidos. Si alguien le ayuda con un viaje en taxi o intenta darle asistencia a su familia en las circunstancias de su desaparición, ellos también pueden ser detenidos. Esta es la arquitectura del Estado fascista “, dice el locutor de radio Ralph Schoenman.

Una de las partes más controvertidas de la ley, la cual fue impugnada por al menos 40 senadores, dice que “El Congreso afirma la autoridad del Presidente de utilizar toda la fuerza necesaria y apropiada de conformidad con la Autorización del Uso de Fuerza Militar, incluyendo la autoridad para las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos para detener a las personas indefinidamente en espera de declaraciones en el marco del derecho de la guerra. “Exactamente 220 años después de la Declaración de los Derechos de EE.UU. el Senado votó 86-13 a favor de dar al presidente y el Ejército los poderes  descritos anteriormente. Para colmo de males, el senador Lindsey Graham, republicano de Carolina del Sur, habló en el Senado inmediatamente después de que concluyó la votación y dijo convincentemente  que esperaba que sus colegas creyeran que Estados Unidos era parte del campo de batalla en la lucha contra… él no dijo quién; y que a partir de ahora, cualquier persona que supuestamente estuviera en contra de los Estados Unidos sería sometida a una detención estilo militar. El discurso de Graham parecía al de George W. Bush, que después de 9 / 11 anunció públicamente que los que no estaban del lado de los Estados Unidos, estaban en contra en la lucha contra lo que llamó el terrorismo.

La diferencia entre los discursos de Bush y Graham es que Graham no especificó a quién se le daría más atención como sospechosos de terrorismo o de apoyar a grupos terroristas. Su discurso fue más abierto, más vago. Él dijo: “cualquier persona que supuestamente esté en oposición a los Estados Unidos“. Es la protesta pública considerada como oposición? Será la publicación de artículos que se oponen a las políticas del gobierno considerada como oposición? ¿Qué es lo que el gobierno considera como oposición? Sólo el presidente y los militares lo saben. De hecho, lo que S.1867 hace es legitimar la autoridad del presidente para detener indefinidamente a una persona que se considere una amenaza. Reconoce que el presidente, quien quiera que sea, puede tener etiquetar a cualquier persona como combatiente enemigo, no importa donde sea capturado. “… Porque eso tiene mucho sentido”, dijo el senador Carl Levin. Mientras tanto, Lindsey Graham, se burló irónicamente aún más de las libertades civiles y constitucionales al decir que negarle a los estadounidenses su debido proceso haría que todo el mundo estuviera menos seguro. “Serviría como una amenaza sin precedentes a nuestras libertades constitucionales”. Lindsey Graham fue más allá para atacar el sistema legal de Estados Unidos como inadecuado, ya que “permite a presuntos terroristas ser tratados como delincuentes comunes.”

Poniéndolo simple y claro, lo que S.1867 hace es militarizar los Estados Unidos de América,  pues al oponerse al gobierno, los ciudadanos sentirán todo el poder de las Fuerzas Armadas. Aunque nadie espera que el gobierno de Estados Unidos haga cumplir la nueva legislación en contra de un periodista que hable en contra del gobierno en su programa de radio, gente que no corte su césped, o contra los miembros de Occupy Wall Street, por el momento, está claro que el gobierno de EE.UU. buscará como empezar a imponer sus nuevos poderes tan pronto como tenga una oportunidad. Obama usará los mismos militares que mandó a la guerra en Libia, sin consultar al Congreso o declarar la guerra, para atrapar a los terroristas ficticios que puedan tener un plan, que nadie será capaz de verificar.

Como se informó en Russia Today, según la legislación, un estado policial literal se instalará en los Estados Unidos. El congresista republicano Ron Paul dijo esta semana que “esto debe ser la noticia más importante del momento”, pues la legislación permitirá “, literalmente, la imposició de la Ley Marcial. Este paso en el que literalmente se puede arrestar a ciudadanos estadounidenses y secuestrarlos sin antes ofrecerles un juicio …. es arrogante, audaz y peligroso “, dijo el congresista Paul.

Cuando un gobierno se sale con la suya al querer capturar a cualquier persona sin ninguna prueba de que dicha persona, ciudadano o no ciudadano, cometió un delito, cuando ese gobierno se da a  si mismo la prerrogativa de mantener encarcelarlo de forma indefinida sin acusación formal, cuando el gobierno decide que tiene el poder de torturar y asesinar, ya que considera que es una medida eficaz para prevenir o adelantarse a un crimen que no ha sucedido, la esperanza se pierde. Pero lo peor de todo, cuando la gente deja que un gobierno haga todo esto sin cuestionarlo, todo está perdido.

“El terror y los terroristas están en todas partes y el mundo es el campo de batalla en contra de ellos,” reza la ley S.1867. Que frase tan insana y a la vez tan inteligente. Es para prevenir el terrorismo!, dicen  ignorantes. Al-Qaeda está en todas partes y tenemos que estar alerta y protegidos!, afirman los cómplices. Es por eso que tenemos que renunciar a nuestros derechos humanos! Tenemos que dar la libertad a cambio de seguridad.

A nuestro propio riesgo! Y si lo hacemos, nos merecemos todo lo que viene consigo.

Luis R. Miranda es el Fundador y Editor de The Real Agenda. Su carrera de 15 años como Periodista incluye experiencia en  televisión, radio, prensa escrita e Internet. Lea más sobre Luis aquí.

m4s0n501
About the author: Luis Miranda

Luis Miranda is the Founder and Editor-in-Chief at The Real Agenda. His career spans over 17 years and almost every form of news media. He attended Montclair State University's School of Broadcasting and also obtained a Bachelor's Degree in Journalism from Universidad Latina de Costa Rica. Luis speaks English, Spanish Portuguese and Italian.

Add a Comment

WP-SpamFree by Pole Position Marketing