Revista Scientific American defiende uso de violencia para financiar Planned Parenthood |
Real Alternative. Real News.|Thursday, October 23, 2014
You are here: Home » Español » Revista Scientific American defiende uso de violencia para financiar Planned Parenthood

Revista Scientific American defiende uso de violencia para financiar Planned Parenthood 

POR LUIS MIRANDA | THE REAL AGENDA | 13 JUNIO 2012

Una de las formas más eficaces de violencia es la que no se detecta o se siente, y en ese sentido, el gobierno tiene todos los elogios por el manejo de técnicas que hacen la violencia imperceptible. A menudo, la existencia de un gobierno extenso es justificado por sus partidarios diciendo que es deber de un gobierno cuidar de los necesitados, o proporcionar servicios a las personas que no pueden pagar por esos servicios por sí solos. El problema surge cuando el gobierno, o cualquier otra persona usa la violencia contra los ciudadanos y coercitivamente les obliga a hacer lo que no harían si se les dejara decidir: financiar y apoyar una burocracia gigantesca fuera y fuera de control. Uno de los servicios en que el gobierno está fuertemente implicado es la educación sexual y los métodos anticonceptivos, que en los Estados Unidos y muchos otros países son en gran parte facilitados por Planned Parenthood.

La organización fue fundada por la conocida eugenista, Margaret Sanger, quien hace un siglo comenzó – y tal vez bien intencionadamente – a ofrecer servicios de control de la natalidad a las mujeres que creía que no podrían pagar por ellos. Pero la supuesta iniciativa bien intencionada de Sanger caambió para lo peor, pues más tarde ella se convirtió en una promotora de programas anti-humanistas. Sus pensamientos acerca de la necesidad de reducir la población mundial y como debía hacerse a escondidas a través de programas de salud patrocinados por el gobierno está bien documentado a través de sus libros y discursos.

Al comienzo de su aventura como defensora de la salud de la mujer, Sanger racionalizó la necesidad de proporcionar anticonceptivos en la idea de que si no fuera por esos servicios, las mujeres tendrían que pasar por dolorosos abortos que serían realizados en corredores oscuros. Ella también creía que la educación que proporcionaba a las mujeres les ayudaría a hacer frente a la reproducción y embarazos no deseados. Pero la idea de Sanger de embarazos y abortos seguros cambió radicalmente cuando ella fue influenciada por sus colegas y mentores.

Su clínica creció exponencialmente hasta convertirse en lo que hoy conocemos como Planned Parenthood, una institución muy bien conectada con conocidos eugenistas como el padre de Bill Gates, William Henry Gates, Sr. Gates padre era un abogado y un filántropo que ayudó a fundar y financiar Planned Parenthood. Gates padre comparte el deseo de Sanger de reducir la población mundial, primero en los EE.UU. y luego el resto del mundo. Hoy en día, al igual que Gates padre lo hizo en el pasado, Bill Gates Jr. canaliza dinero a Planned Parenthood y otros proyectos de eugenesia a través de su fundación, la Fundación Bill & Melinda Gates, que al igual que muchas otras organizaciones filantrópicas son exceptuadosde pagar impuestos. Planned parenthood nació del seno de la Sociedad Americana de Eugenesia.

En 2003, Bill Gates, Jr., admitió que su padre fue el fundador de Planned Parenthood, que había sido creado para alcanzar el objetivo de elimianar humanos que eran “imprudentes” y unos “malas hierbas”. En entrevistas posteriores, como las conferencias TED, Bill Gates habló abiertamente sobre la reducción de la población mundial con el fin de frenar lo que dijo era el colapso planetario. En ocasiones posteriores, Gates dijo a un grupo de maestros y trabajadores que negarle atención médica a los ancianos se podría traducir en la contratación de más maestros, a lo que el público aplaudió y vitoreó. Bill Gates y la Fundación Bill y Melinda Gates están ahora fuertemente invirtiendo en otras operaciones de eugenesia, como los alimentos genéticamente modificados. El importe total de su inversión alcanzó los $23,1 millones en acciones de Monsanto. En una compra anterior, Gates compró acciones de Monsanto por otros $360.000.

Bill Gates también ha invertido en otro gigante de la industria de la biotecnología conocido como Cargill. El Centro Africano para la Bioseguridad, con sede en Sudáfrica, informó acerca de la inversión de Gates con Cargill para desarrollar un proyecto para “poner en marcha la cadena de valor de la soja” en el país de Mozambique. Gates es bien conocido por financiar programas de ayuda en África, donde la mayoría de sus proyectos incluyen esterilización de las mujeres y la realización de campañas de vacunación. Teniendo en cuenta el daño que los cultivos genéticamente modificados causan en personas y animales, es más que sospechoso que Gates invierta tanto en dos empresas de transgénicos.

¿En donde encaja la revista Scientific American en todo esto? Al parecer, el consejo editorial de la revista es uno de los más fuertes partidarios de Planned Parenthood, y lo han dejado claro en un artículo de opinión publicado el 1 de junio de 2012. Según el editorial, Planned Parenthood está siendo atacada por los conservadores y los republicanos en el Congreso. Estos ataques dice la revista, amenazan la vida de las mujeres debido a su intención de desfinanciar la organización eugenista. Sin embargo, la revista Scientific American no se detuvo ahí y señaló el supuesto ataque a la salud de la mujer llamando a que todos apoyen a Planned Parenthood en su aventura de proporcionar abortos y mantener los programas de planificación familiar, que en su opinión no pueden cerrarse pues muchas mujeres no tendrían acceso a un médico. Después de mencionar rápidamente el asunto de los ataques políticos, la revista Scientific American dice que  la mayoría de las ideas negativas acerca de la organización se han fundado indebidamente por su imagen como un proveedor de abortos. Esta concepción, dice, es incorrecta porque los abortos son apenas el 3 por ciento de las actividades de Planned Parenthood. Esa es una mentira que se explicará más adelante.

Después de atacar a las personas que se oponen a la financiación de Planned Parenthood con dinero de los contribuyentes, el artículo alaba la organización y su trabajo diciendo:

“Eliminando los fondos federales de Planned Parenthood significaría el término del 97 por ciento de su trabajo de salud pública que no tiene nada que ver con el aborto, y del cual muchas personas se benefician directamente. Uno de cada cinco mujeres estadounidenses han utilizado los servicios del grupo, y tres de cada cuatro de sus pacientes se considera como de bajos ingresos. En 2011 se llevaron a cabo pruebas y tratamientos a más de cuatro millones de personas con enfermedades de transmisión sexual. Se suministra 750.000 exámenes para prevenir el cáncer de mama, el cáncer más común entre las mujeres estadounidenses. Además se realizaron 770.000 pruebas de Papanicolaou para prevenir el cáncer de cuello uterino, que era una causa principal de muerte entre las mujeres antes de que este servicio se hiciera disponible. Planned Parenthood es una de las más importantes instituciones públicas de salud en el país, incluso al margen de su trabajo en la planificación familiar racional “.

Pero el artículo de Scientific American convenientemente deja fuera otra información importante que de nuevo, se explicará en detalle en los párrafos siguientes.

El hecho más importante es que Scientific American defiende que el gobierno force a los contribuyentes a pagar impuestos para financiar a una institución que no sólo no necesita el dinero, pero que también desperdicia fondos públicos que podrían ser utilizados para mejorar realmente la vida de las mujeres. Planned Parenthood no necesita fondos públicos, porque como hemos mencionado antes, es fuertemente subsidiada por fundaciones que son exentas de impuestos, tales como la Fundación Bill y Melinda Gates, la Fundación Susan G. Komen, el Bank One Corporation, la Fundación Boston Globe II Inc, la FUndación Buffett , la Fundación Ford, la Fundación Freddie Mac, la Fundación William H. Gates, la Fundación Gates, y docenas de otras. Vea la lista completa aquí. Grupos como la Fundación Buffett donó casi $5 millones durante 5 años fiscales consecutivos. La mayor parte de esos fondos destinados a financiar a Planned Parenthood se envían a través de mecanismos de evasión fiscal legalizados que se mantienen gracias al trabajo de las Fundaciones filantrópicas.

Muchos de los servicios señalados por la revista y su consejo editorial a menudo son falsos. Por ejemplo, según un artículo publicado en el Weekly Standard, Planned Parenthood mintió acerca de la prestación de servicios de mamografía. El artículo explica cómo la activista Lila Rose grabó en video como Planned Parenthood en realidad no ofrece mamografías. Sin embargo, la presidenta de Planned Parenthood, Cecille Richards insistió en CNN que si el Congreso retiraba los subsidios a la organización, esta no sería capaz de proporcionar tales servicios. Así que no sólo lo que dice la revista Scientific American es incompatible con lo que la organización hace, sino que también ayuda a cubrir su fraude. El artículo publicado el 1 de junio, no menciona nada en relación con el fraude, la eugenesia o las mentira que salen de la institución.

En un caso separado, que también fue ignorado por la revista científica, la organización “Students for Life of America”, publicó un video de una enfermera en un centro de Nueva Jersey, donde la funcionaria de Planned Parenthood admitió que algunos bebés sobreviven a los abortos, incluso en estados avanzados (22 semanas en el el embarazo). “Esto ocurre”, dijo la enfermera. Otro caso común es el encubrimiento de los encuentros sexuales entre niñas menores de edad y hombres adultos, cuando estas niñas van a la oficina de Planned Parenthood para obtener un aborto. En un video obtenido por Eyeblast.tv, la falta de atención o la complicidad de Planned Parenthood se pone a la intemperie. En el mismo video, la enfermera reconoce que sus clínicas realizan infanticidios. Ella explica que, “aunque no es una cosa común, por lo general, en la mayor parte no sucede, pero a veces ocurre. Es como un nacimiento natural”, dice ella, “pero el bebé no sería capaz de sobrevivir por sí mismo, por lo que finalmente muere.”

Para los padres que están preocupados por el bienestar de sus hijos hay más malas noticias en lo que respecta a las acciones de Planned Parenthood. En un artículo publicado hace 10 días por la cadena CBS de Los Ángeles, el escritor revela que la organización acaba de abrir una clínica en la Escuela Secundaria Roosevelt, en el Distrito Escolar Unificado, donde tiene la intención de ofrecer sus servicios a las adolescentes. Esto sería un poco menos preocupante si California no hubiese aprobado un mandato que permite a las escuelas vacunar a los niños sin el consentimiento de sus padres. Las niñas ahora pueden decidir si quieren inyectarse con vacunas como VPH y otros que Planned Parenthood ofrece a las mujeres en sus clínicas.

La iniciativa de esta organización para establecer una clínica en esta escuela, es probable que se repita en otras áreas del estado, así como otros estados, donde los derechos de los padres están siendo erosionados rápidamente en manos de burócratas que permiten a las organizaciones como Planned Parenthood adoctrinar a los jóvenes — mujeres y hombres. “Los estudiantes pueden visitar la clínica de salud en el campus para obtener métodos de control de la natalidad gratis, pruebas de embarazo, consejería y detección de enfermedades de transmisión sexual – el primer programa de su tipo en el país, según el diario Los Angeles Times”. Grupos como Planned Parenthood están haciendo un gran trabajo lavadoles el cerebro a los jóvenes quienes gracias a los consejos de Planned Parenthood ya no escuchan a sus padres o creen que es una buena idea hablar con ellos sobre el sexo, el embarazo, el aborto o asuntos similares. Este es un ejemplo típico: “No creo que le diría a mis padres, porque creo que ellos pensanrían que estoy loca – y estoy muy joven y me sentiría decepcionada”.

A pesar de estos y otros ejemplos de lo que realmente hace Planned Parenthood, la revista Scientific American apoya su trabajo diciendo que los programas de la organización de planificación familiar han beneficiado a la sociedad de muchas maneras. “Se han salvado vidas, se abrieron nuevos horizontes para las mujeres y se previno que la población aumentara por las nubes. Como principal proveedor de anticonceptivos — proporcionando control de la natalidad a dos millones de estadounidenses el año pasado — Planned Parenthood es la organización que más ayuda a prevenir el aborto”, dice el artículo, citando el diario Chicago Tribune. La revista dice que “el acceso al control de la natalidad en los EE.UU. ha ayudado a reducir la brecha de la desigualdad de ingresos entre hombres y mujeres hasta en un 30 por ciento durante la década de 1990. La píldora ha dado a las mujeres mayores posibilidades de elección sobre cuándo tener hijos, dejándolas libres para adquirir habilidades profesionales “.

Por el bien del argumento supongamos que todo esto es cierto. Al parecer, Scientific American condona el “gran trabajo” realizado por Planned Parenthood, que sin duda ha contribuido con la muerte de más de 55 millones de niños no nacidos en los Estados Unidos. El argumento de que el mundo estaría superpoblado si Planned Parenthood no existe es débil y sólo pura especulación. Así mismo lo es la idea de que la mujer no podría haber tenido éxito de no haber sido ayudado por la organización. Pero las mentiras no terminan ahí. Vamos a ver qué otra cosa la revista Scientific American no dice, o esconde con el fin de promocionar a Planned Parenthood.

La afirmación de que los abortos solo son el 3 por ciento de las actividades de Planned Parenthood es engañosa. ¿Cómo lo hacen así? Por ejemplo, en 2006, Planned Parenthood completó 289,750 abortos, lo que representa aproximadamente el 23% de todos los abortos en el país. Eso convirtió a la organización en la más grande proveedora de estos procedimientos en los Estados Unidos. Lo más sorprendente, aunque el aborto en los EE.UU. sigue cayendo, es que los abortos patrocinados por Planned Parenthood siguen aumentando cada año. Esta información proviene de un informe emitido por la Planned Parenthood Federation of America.

Mientras que la revista Scientific American, el Washington Post y los funcionarios de Planned Parenthood dicen que el aborto solo representa el 3 por ciento de los procedimientos, por lo tanto, tratando de dar a entender que este servicio no es la principal razón para su existencia, la realidad dice otra cosa. El engaño proviene del hecho de que cada vez que una mujer visita a Planned Parenthood para recibir asesoramiento, consejos sobre el embarazo, directrices de anticoncepción o para ayudar con un aborto, cada visita se contabiliza por separado, en lugar de como un grupo de visitas del mismo paciente por año, que en muchos casos terminan en abortos. Dado que el procedimiento de aborto sólo se hace una vez, los números de los servicios de aborto se comparan con un montón de otras visitas que hacen que parezca que sólo una pequeña parte del trabajo de Planned Parenthood es dedicado a abortos.

Sin embargo, es sólo una cuestión de mirar un poco más para darse cuenta de la realidad. En 2006, por ejemplo, Planned Parenthood proporcionó servicios de abortos a 3,1 millones de clientes, lo que suma un 9 por ciento del total. En este caso las cifras son tres veces más de lo que dicen. Otra afirmación errónea a menudo usada para hablar de la grandeza de Planned Parenthood es que proporciona una forma segura para las mujeres tener abortos, que en sí mismo es un procedimiento riesgoso. Desde 1973, cuando el aborto se hizo legal, miles de mujeres han muerto durante y después de haber sido sometida a un procedimiento de aborto. Muchas de estas mujeres murieron en las clínicas de Planned Parenthood. Según ha informado el diario Los Angeles Times, en un caso, el personal médico de Planned Parenthood no se dio cuenta de que una de sus pacientes que acudió a la clínica en busca de ayuda tenía una infección vaginal. La clínica no ofreció ningún tipo de tratamiento y la paciente falleció a los pocos días. Su nombre era Edrica Goode una mujer de 21 años de edad, de Riverside, California. Planned Parenthood fue acusado por la familia de Goode por negligencia.

Otro hecho omitido por la revista Scientific American es que, aunque públicamente Planned Parenthood dice que rechaza el racismo, la organización fue fundada por una eugenista que creía que ciertas personas y grupos étnicos de personas eran indeseables. De hecho, a menudo afiliadas de Planned Parenthood se instalan en o cerca de los barrios pobres, donde la mayoría de la gente son de color negro, hispano o pertenecen a otros grupos minoritarios. A pesar de que los negros sólo representan alrededor del 13 por ciento de la población estadounidense, el 37 por ciento de los abortos practicados por Planned Parenthood se realizan en mujeres de raza negra. El autor Robert L. Zangrando explica en su libro The Reader’s Companion to American History, que cada vez más negros aún no nacidos son asesinados en las clínicas de Planned Parenthood que aquellos que fueron asesinados por el Ku Klux Klan en toda su historia.

Planned Parenthood no es la organización dedicada que el artículo de Scientific American tiene la intención de pintar. De hecho, es controlado por la Planned Parenthood Federation of América (PPFA), que extiende sus tentáculos a través del trabajo de 97 filiales en todo Estados Unidos. Estas filiales están a cargo de la apertura de clínicas en las comunidades de todo el país, muchas de ellas como hemos dicho, en los barrios pobres o escuelas. Sus filiales operan en unos 880 establecimientos. Además de Estados Unidos, Planned Parenthood también opera en 17 países de África, Asia y América Latina, tres de las regiones más pobres del mundo. En muchos casos, Planned Parenthood crea asociaciones con gobiernos locales y organizaciones de médicos para practicar abortos, ofrecer métodos de anticoncepción y asesorar a los pacientes.

Además, la Planned Parenthood Federation utiliza su Comité del Fondo de Acción Política (PPFAPAC), para presionar al Congreso de los EE.UU. en mantener el aborto sin restricciones por ley, y para financiar sus operaciones con el dinero de los contribuyentes. Eso puede ser parte de la razón por la cual el Congreso se niega a quitarle los fondos a esta organización a pesar de que es apoyada por iniciativas privadas, tales como dineros de las fundaciones filantrópicas, que son exentas de impuestos. Anualmente, Planned Parenthood cuenta con un presupuesto de más de $1 mil millones. Al menos un tercio de ese presupuesto es proporcionado por los contribuyentes estadounidenses. Planned Parenthood reportó un ingreso de $100 millones como resultado de proporcionar abortos en 2006. Si eso no es una señal de que los abortos son un negocio en los Estados Unidos, no sé lo que es.

Toda esta información no parece tener sentido para la revista Scientific American, por lo que todavía decidió apoyarle públicamente. Con toda esta información, no es difícil ver hacia dónde iría el futuro de la humanidad si estuviera en manos de Planned Parenthood y sus financistas eugenistas. De hecho, esta organización acaba de conseguir una nueva herramienta en su batalla para matar a los niños antes de nacer. En un artículo publicado por el Telegraph de Londres, el escritor Stephen Adams revela cómo los científicos pronto serán capaces de probar que supuestamente los niños pueden tener 3.500 “defectos genéticos” y por esta razón deben ser abortados. Esta nueva tecnología, según Adams, puede iniciar una nueva era de asesinato a través de abortos bajo la excusa de la prevención de los trastornos genéticos ‘. La idea de que los seres humanos son defectuosos desde el nacimiento es una de las premisas populares más enfermizas que se usan para llevar a cabo programas de eugenesia en todo el mundo.

Antes de concluir, que quede claro que es absolutamente injustificado pedir que el gobierno use la violencia contra sus ciudadanos de cualquier manera o forma en aras de apoyar cualquier iniciativa creada por el gobierno o cualquier otro grupo. El cobro de impuestos es una de las más claras formas de violencia llevada a cabo por el gobierno en toda la historia de la humanidad, y es aún peor cuando el dinero robado de los contribuyentes se utiliza para financiar programas de eugenesia en instituciones como Planned Parenthood. En cuanto a la decisión de que una mujer tenga un aborto, ella es libre de hacerlo o no ya que esta decisión tendrá un impacto directo de su salud – para lo peor en la mayoría de los casos. Sería hipócrita proponer el uso de la fuerza contra las mujeres para evitar que tengan un aborto o cualquier otro procedimiento si eso es lo que desean. El problema surge, como se destacó antes, cuando los gobiernos obligan a los ciudadanos a proveer fondos para abortos, que ha demostrado ser un asesinato biológico, si los ciudadanos no apoyan tales iniciativas voluntariamente.

Si hay organizaciones privadas que quieren apoyar y financiar a Planned Parenthood, ese es su derecho a hacerlo, pero que no pidan que se les exima del pago de impuestos, mientras que todo el mundo está obligado a pagar a fin de financiar el asesinato de seres no nacidos. Si los ciudadanos privados están interesados en financiar abortos, pueden donar su dinero a Planned Parenthood directamente, o dárselo a las fundaciones globalistas que con mucho gusto lo aceptarán. Obligar a toda la población a financiar la eugenesia es como pedirle a los ciudadanos que se disparen dos veces en la cabeza.

m4s0n501
About the author:

Luis Miranda is the Founder and Editor-in-Chief at The Real Agenda. His career spans over 17 years and almost every form of news media. He attended Montclair State University's School of Broadcasting and also obtained a Bachelor's Degree in Journalism from Universidad Latina de Costa Rica. Luis speaks English, Spanish Portuguese and Italian.

Add a Comment

WP-SpamFree by Pole Position Marketing