|Monday, July 23, 2018
You are here: Home » Español » La Estafa Piramidal de las Redes Sociales

La Estafa Piramidal de las Redes Sociales 

Redes Sociales

Las personalidades de las redes sociales generaron más de $ 4 mil millones en un año para los grandes usuarios de estafas piramidales en las redes sociales.

Un esquema piramidal o, como yo prefiero llamarlo, estafa piramidal, es un modelo de negocio que recluta miembros a través de una promesa de pagos a cambio de inscribir a otros en el esquema estafa, en lugar de proporcionar inversiones o venta de productos o servicios.

Las redes sociales son una versión oculta, en plena luz del dia, de una estafa piramidal. Verás lo que quiero decir pronto.

La estafa se basa en reclutar miembros, otras empresas o individuos, con la promesa de que ganarán dinero, “ayudando a divulgar” sus personalidades o actividades comerciales, siempre y cuando aumenten el número de veces que alguien clica ME GUSTA, COMPARTIR y que aumenta el número de SEGUIDORES.

Parece natural que si un individuo es una persona muy talentosa o si este producto o servicio es muy bueno, tendrá un número creciente de COMPARTIDAS y SEGUIDORES.

Se ha revelado es posible contratar empresas de marketing o hackers para que literalmente produzcan miles y, en algunos casos, decenas de miles de cliques en ME GUSTA, COMPARTIDAS y SEGUIDORES falsos para un usuario de redes sociales específico.

Es común encontrar artículos en línea que no solo promueven la compra o la producción de seguidores, sino que también llaman a esta práctica legítima en algunos casos.

En otras palabras, lo que atrae personas a clicar ME GUSTA, COMPARTIR o a convertirse en un SEGUIDOR no es lo que un usuario individual de los medios sociales ofrece.

Si todavía no entiende por qué o cómo las redes sociales son estafas piramidales, vamos a otro rincón del fraude.

Quizás el ejemplo más claro de una estafa piramidal es el hecho de que un grupo muy pequeño de personas se salga con la suya al tiempo que alegan que están distribuyendo la riqueza en forma de un producto o un servicio.

Los propietarios de redes sociales y miles de personas que consideran que estas herramientas son positivas en lugar de negativas argumentan que brindan una plataforma para que millones de personas se den a conocer a sí mismas, sus productos o sus servicios y que lo hacen “de forma gratuita”.

Todo el mundo sabe que no hay almuerzo gratis, por lo que el dinero que circula por las plataformas de redes sociales existe y alguien se lo está metiendo en el bolsillo.

No estoy hablando de la modelo promedio de traje de baño que gana unos cientos de miles de dólares al año por respaldar una marca de champú y por publicar fotos de ella en sus redes sociales. Estoy hablando de dinero serio.

Ahora, mucha gente diría que el escenario anterior es una contradicción con mi primer argumento, que nadie más que los propietarios gana dinero en la estafa piramidal de las redes sociales. No es. Déjame explicarte.

Otra particularidad de la estafa piramidal de las redes sociales es que tanto los propietarios como los primeros usuarios disfrutan del fruto de la novedad del esquema piramidal.

Pero esta abundancia de resultados positivos solo dura mientras la estafa sea una novedad, o en el caso de las redes sociales, hasta que la estafa quede expuesta.

Modelo de negócio de culto a la personalidad

Si desea saber la proporción de la estafa piramidal de las redes sociales, eche un vistazo a esto.

Mientras que el usuario promedio de estafas piramidales es un mortal, y mientras el usuario promedio puede obtener algunos miles de dólares al mes por vender su producto o servicio, las personalidades de las redes sociales generaron más de 4 mil millones de dólares en un año para las grandes usuarios de redes sociales; aquellos que tienen efectivo para pagarles para endosar su producto o servicio.

¿Cómo hacen todo este dinero? Lo hacen a costa de los consumidores estúpidos que compulsivamente clican en los botones ME GUSTA o COMPARTIR en las publicaciones de las redes sociales.

¿Qué tan difícil es hacer clic en los botones ME GUSTA o COMPARTIR, se pregunta? No es muy difícil, pero ese no es el punto.

El problema es cuánto tiempo le cuesta a los consumidores que hacen clic o leen sobre la vida de los demás y cuán improductivos se vuelven mientras lo hacen.

No hay almuerzo gratis, ¿recuerdas?

Los propietarios de redes sociales atraen a los consumidores compulsivos con todo tipo de señuelos para que cliquen ME GUSTA, COMPARTIR o SEGUIR.

¿Por qué los estafadores piramidales de las redes sociales y las marcas famosas usan cebos?

“A la mayoría de las marcas les resulta difícil entrar naturalmente en conversaciones sobre el estilo de vida porque carecen de credibilidad en esos espacios”, dice Claudia Page, VP, Jefa de Asociaciones de Creadores de Crowdtap.

Mientras que las personalidades de las redes sociales ganan más de 4 mil millones para sus patrocinadores, ¿cuánto ganan estas llamadas personalidades?

Depende de quiénes son, ya que eso determina cuánto pueden cobrar a las marcas.

Un gurú que hace dinero diciéndole a la gente como perder peso, puede cobrar alrededor de 4,000 dólares por publicación y alrededor de 20,000 dólares por campaña publicitaria.

Esas cantidades, por supuesto, también dependerán de cuántos seguidores tenga la persona que se convirtió en cebo en sus cuentas de redes sociales. De ahí la importancia de tener comprar listas de seguidores.

El tener siete millones de suscriptores le permitiría a una de estas personalidades obtener un contrato sustancial de 300,000 dólares con Youtube, una compañía de Google.

Eso hace de Youtube la fuente más lucrativa para las personalidades.

Pagarle a alguien 300,000 dólares por una campaña de video es exiguo en comparación con el dinero generado por estafas piramidales en los medios sociales a través de la publicidad.

Antes de entrar en esos números, es relevante preguntar ¿cuánto de todo ese dinero obtienen los consumidores?

Ellos están produciendo dinero, pero ¿a cambio de qué?

Nada.

Entonces, ¿quiénes son los grandes ganadores en la estafa de las redes sociales?

Si cree que es absurdo ganar 300,000 dólares por un video clip de 30 segundos o que cobrar 20,000 dólares por una campaña publicitaria es absurdo, espere hasta ver cuánto ganan los propietarios de las pirámides de los medios sociales.

Facebook, Twitter, Instagram, lo que sea. Estos son los verdaderos ganadores de la estafa piramidal de redes sociales.

Hay 467 millones de usuarios en LinkedIn, 330 millones de usuarios en Twitter, 2 mil millones en Facebook, 500 millones en Instagram, 158 millones de usuarios en Snapchat.

Todas estas empresas cotizan en la bolsa, por lo que los inversores, los inversores serios, como los que crearon estas plataformas de redes sociales y que todavía poseen la mayoría de sus acciones, pueden ganar enormes cantidades de dinero.

La maravilla, si puedo usar ese término, de las estafas piramidales de las redes sociales es que no hay ningún producto para vender porque el producto que se venderá es USTED, el que alimenta las vidas de otras personas.

“La verdadera transacción aquí no es que usted disfrute en la forma de una distracción temporal gratuita creada por una compañía de medios a un gran costo, sino más bien, que la compañía de medios alquile sus globos oculares a sus anunciantes”, dice el autor Greg McFarlane. Y adivina qué, no estás recibiendo tu parte del pastel por ello.

De acuerdo con la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), Facebook hizo alrededor de $ 6 por usuario en 2012. Facebook reportó tener 2 mil millones de usuarios en el tercer trimestre de 2017, así que calculemos sus ganancias el año pasado multiplicando $ 6,00 por 2 mil millones.

Solo en 2017, suponiendo que las ganancias de Facebook por usuario se mantuvieran en niveles de 2012, significa que la compañía ganó 12 mil millones de dólares. Si usted es un usuario de Facebook, felicítese, se convirtió en una mercancía.

Estos son los números de una red social, tal vez la red social preeminente, durante un año.

¿Que tal Twitter? Bueno, aunque el pájaro vio caer sus ingresos por un tiempo, estos pasaron de 17.9 millones de dólares en 2011 a 717 millones de dólares en 2017, según Statista.

Si sumamos el número de usuarios de todas las plataformas de redes sociales citados anteriormente y lo multiplicamos por un promedio de 4,5 dólares por individuo, el total es un astronómico 15,750,000,000 en ingresos totales solo en 2017.

Es importante recordar que millones de usuarios de las redes sociales son reincidentes. En otras palabras, tienen múltiples perfiles en esas plataformas y, en muchos casos, múltiples perfiles en una sola plataforma. De nuevo, felicidades a todos ustedes productos mercantiles.

Por cierto, la misma estafa utilizada por las redes sociales es utilizada por las industrias de televisión y noticias – no colocamos anuncios en nuestro sitio web, real-agenda.com.

Tal vez las industrias de televisión y las noticias tienen la excusa de ofrecer ocasionalmente divertidas series de televisión o artículos interesantes en revistas, pero aparte de eso, es la misma estafa: la mercantilización de los humanos.

La mercantilización de los seres humanos no es exclusiva de las estafas piramidales de las redes sociales, las redes de televisión o los periódicos. También lo usa la industria farmacéutica, por ejemplo.

La diferencia es que en vez de contar los ingresos por usuario, las compañías farmacéuticas lo cuentan como sujetos inyectados con vacunas.

En el siglo XX, las personas vivían en una plantación de consumo físico. En el siglo XXI, viven en una plantación de consumo digital.

Lo peor de todo esto es que hay generaciones de niños que nacen, sin exagerar, creyendo que pueden ser ricos y famosos, personalidades de Youtube o Snapchat, solo porque pueden grabar un video desde la comodidad de su sótano.

Lamentablemente, muchos de ellos se volverán en parte famosos y ganarán algunos miles de dólares porque ¿quién puede resistirse a ver una broma en Youtube o clicar ME GUSTA, COMPARTIR y SEGUIR a alguien mostrando su nuevo Lamborghini?

Nada bueno, ¿todo malo?

¿Soy un hereje cuando se trata de estafas piramidales de tecnología o redes sociales? Sí, aunque tienen algunos aspectos positivos.

Tengo cuentas de redes sociales con el propósito de publicar mis artículos y compartir ocasionalmente fotos con mis parientes.

Es en la publicación que creo que las plataformas de redes sociales cumplen su función más importante.

Las noticias y la información se democratizaron con la llegada de las redes sociales, a pesar de que ese no era su objetivo original.

Es la democratización de la información y el empoderamiento que conlleva lo que provocó que los gobiernos y los propietarios de estafas piramidales de las redes sociales censuren públicamente a los usuarios; para el “mejoramiento del colectivo”, por supuesto.

¿Crees eso? ¿Los propietarios de las plantaciones digitales y sus políticos títeres dicen que se preocupan por las mismas personas que han convertido en productos mercantiles?

¿No es eso una causa noble?

Como en la mayoría de los casos, el poder de usar las plataformas de redes sociales para su beneficio es SUYO.

Se trata de hacer clic en ME GUSTA, COMPARTIR y SEGUIR algo o a alguien de forma consciente.

Por lo tanto, si encontró que este y otros de nuestros artículos son beneficiosos para usted, clicque ME GUSTA y COMPARTA este artículo y SIGA esta publicación.

“Cuando los seres humanos se convierten en productos mercantiles, como lo han sido en las últimas dos o tres décadas con los valores cambiantes de la civilización occidental, comenzamos a utilizar seres humanos para fines distintos de aquellos para los que fueron creados”.

Dra. Theresa Deisher, PhD

About the author: Luis R. Miranda

Luis Miranda is an award-winning journalist and the Founder and Editor of The Real Agenda News. His career spans over 20 years and almost every form of news media. He writes about environmentalism, geopolitics, globalisation, health, corporate control of government, immigration and banking cartels. Luis has worked as a news reporter, On-air personality for Live news programs, script writer, producer and co-producer on broadcast news.

Add a Comment