|Saturday, June 24, 2017
You are here: Home » Español » Facebook Renueva Campaña de Censura

Facebook Renueva Campaña de Censura 

Censura

La censura en la world wide web no es nueva. La censura en Facebook tampoco es nueva. Muchos de los usuarios han informado sobre como sus publicaciones desaparecen de sus cuentas sin ninguna explicación.

Lo que es nuevo es la actitud pública de las empresas de redes sociales que son árbitros cuando se trata de decidir qué es noticia y qué no, quién puede publicar y quién no.

Aunque Facebook nació como una herramienta para que los usuarios comparteran información libremente, su éxito y la oportunidad que ha brindado para que las personas difundan todo tipo de contenidos se han convertido en un problema para el Establecimiento, que hasta hace muy poco ejercía un control casi completo sobre quién publicaba qué, cuándo y dónde, así como quién leía, escuchaba y observaba tal información.

Facebook y otras redes sociales como Twitter, Google + y LinkedIn pasaron de ser plataformas de redes tradicionales a convertirse en fuentes de información sin filtros para millones, si no miles de millones de personas en todo el mundo.

Se puede argumentar que las redes sociales se convirtieron en el pilar más importante de la libertad en Internet, hasta que esa libertad se convirtió en una amenaza para la Élite, cuyo plan era usar los mismas redes sociales como herramientas de control.

El Establecimiento y los medios de comunicación que ellos mismos controlan lanzaron un ataque directo a la libertad de Internet mediante la creación de noticias falsas y culparon de esas noticias falsas a los medios alternativos, que dependen en gran medida de las redes sociales para difundir su información.

Ahora, después de etiquetar los informes de medios alternativos como “noticias falsas”, los gigantes de las redes sociales han comenzado a hacer guerra contra los medios alternativos censurando su contenido e iniciando una nueva campaña limitar abiertamente las noticias que desafían a los principales medios de comunicación y el status quo.

Twitter supuestamente ha amenazado con cerrar las cuentas de usuarios por informar sobre temas “polémicos”. Youtube, una creación de Google, es bien conocida por censurar videos que supuestamente violan sus términos. Lo mismo ha hecho Google +.

Estas grandes gigantes de las redes sociales han pasado del uso de algoritmos y otras fórmulas para evitar que ciertos contenidos se publiquen, a crear grupos de censores y ahora pasa a automatizar casi totalmente la censura que pretenden imponer.

El jueves, Facebook finalmente especificó cómo piensa que podrá “detectar” las llamadas noticias falsas. El anuncio fue hecho por el fundador de la empresa Mark Zuckerberg en su perfil de la red social:

Hoy estamos haciendo más fácil reportar los engaños, y si muchas personas reportan una historia, entonces la enviaremos a organizaciones de verificación de hechos de terceros. Si los verificadores de hechos están de acuerdo en que una historia es un engaño, tendrá una bandera identificándola como tal, y esa historia puede ser menos probable que aparezca para otras personas.

Todavía podrá leerse y ser compartida, pero ahora se tendrá más información sobre si se cree que sea falsa. Nadie será capaz de ganar dinero de una noticia identificada como falsa en nuestra plataforma. También hemos encontrado que es significativamente menos probable que la gente que lee un artículo falso lo comparta si este es identificado como falso o engañoso. Vamos a comenzar a incorporar esta identificación en el ranking del News Feed.

Estos pasos ayudarán a que la difusión de noticias falsas sea menos rentable para los spammers que ganan dinero al conseguir que más personas visiten sus sitios. Y también vamos a reprimir a los spammers que se disfrazan como organizaciones de noticias conocidas.

Con esta medida, que forma parte del plan de siete puntos anunciado a finales de noviembre, Facebook entrega el papel de árbitro a un cuadro de personas perpetuamente ofendidas y por ahora parece dejar abierta la posibilidad de leer y compartir las historias.

“Vamos a reprimir a estos spammers que se disfrazan de organizaciones de noticias famosas”, dijo Zuckerberg. Esta decisión es tomada después del papel que las redes sociales han desempeñado en las elecciones estadounidenses.

Ha sido una de las campañas electorales en las que han circulado más reportajes cuestionables en la historia reciente, principalmente por los medios de comunicación corporativos, que sin duda seguirán teniendo plena libertad para publicar sus mentiras y desinformación en todas las redes sociales y plataformas de noticias, mientras que los medios alternativos serán cesurados porque sus informes contradicen la “historia oficial”.

Donald Trump, ganador el 8 de noviembre, fue el candidato que más fue atacado por los medios de comunicación durante la campaña de 2016.

Trump, al igual que muchas otras personas que no tienen formas alternativas de luchar contra la desinformación, hizo uso de las redes sociales para luchar contra las noticias falsas publicadas por CNN, ABC, CBS, The New York Times, The Washington Post y muchas otras publicaciones.

La decisión de Facebook de censurar activamente las noticias que no divulgan las mentiras que los medios tradicionales regurgitan es un nuevo intento por parte del Establecimiento para detener la caída de los medios de comunicación, cuya credibilidad ha alcanzado las cifras más bajas en la historia.

Los medios tradicionales han perdido el control y ya no dominan la narrativa, por lo que ahora buscan imponer una mordaza en los informes disidentes que desafían la historia oficial.

“Veo a Facebook como una empresa de tecnología, pero reconozco que tenemos más responsabilidad que construir la tecnología donde fluye la información”, dijo Zuckerberg. “Aunque no escribimos las noticias que leemos y compartimos, reconocemos que somos más que un distribuidor de noticias”, dijo el fundador de la red social.

Junto con Facebook, Google anunció hace un mes que evitaría que los sitios que difunden noticias falsas usen su servicio de publicidad en línea conocido como AdSense.

“De ahora en adelante, restringiremos la publicación de anuncios en páginas cuyo propósito principal sea falsificar o difundir información falsa”, dijo la compañía en un comunicado.

AdSense, la principal fuente de ingresos de Google, que utiliza una combinación de herramientas humanas e informáticas para decidir qué contenido debe catalogarse como malintencionado, ilegal o engañoso.

About the author: Luis R. Miranda

Luis Miranda is an award-winning journalist and the Founder and Editor of The Real Agenda News. His career spans over 20 years and almost every form of news media. He writes about environmentalism, geopolitics, globalisation, health, corporate control of government, immigration and banking cartels. Luis has worked as a news reporter, On-air personality for Live news programs, script writer, producer and co-producer on broadcast news.

Add a Comment