|Sunday, September 15, 2019
You are here: Home » Español » El Gran Riesgo de Usar Nanomateriales en los Alimentos

El Gran Riesgo de Usar Nanomateriales en los Alimentos 


El problema con estos nano-paquetes es que sus potentes cargas pueden causar daño a los que los consumen a través de su alimentación.

Con la llegada de la globalización y debido a las prácticas monopólicas y los avances tecnológicos, nuestro suministro de alimentos pasó a depender de un sistema global de producción, distribución y manufactura. Hoy en día, la comida ya no es lo que se siembra y cosecha, sino lo que otros crean en un laboratorio, muchas veces sin la supervisión adecuada y casi siempre sin pruebas adecuadas.

Si en los cuatro artículos anteriores de la serie de la Realidad Química el punto era advertir a la gente sobre las sustancias químicas que llegan a nuestro suministro de alimentos, éste es un llamado de atención para las personas que se preocupan por su salud, incluso si la salud es mínimamente importante.

Como hemos aprendido, ingredientes indeseables no sólo están contaminando nuestros alimentos, sino que en realidad están siendo utilizados para experimentar cómo los seres humanos reaccionan a su ingestión en lo que puede llamarse un experimento mundial abierto.

Recientemente, la organización Amigos de la Tierra (FoE) publicó un informe titulado Pequeños Ingredientes, Grandes Riesgos, que detalla cómo la industria alimentaria utiliza la tecnología para agregar secretamente metales no identificados, tales como la plata, al queso, chocolate, leche, soda, dulces, bebidas de soya, almendra, arroz, mentas, chicles, palomitas de maíz, aderezos para ensaladas y aceites, yogurt, cereales, galletas, pastas y bebidas deportivas. Estos productos son fabricados por algunos de los grandes nombres de la industria de alimentos, incluyendo Kraft, General Mills, Hershey, Nestlé, Coca-Cola, Unilever, Smucker y Albertsons.

La medida en que los nano materiales se utilizan a lo largo de la cadena alimentaria sigue envuelto de misterio.

Dado que el uso de nano-ingredientes es una práctica relativamente reciente, las empresas que los utilizan en nuestros alimentos lo hacen sin limitación. Al día de hoy, no hay leyes que describan la forma adecuada en que las nano partículas deberían ser utilizadas en los productos alimenticios. No hay parámetros para la adición de ellas ni la obligación de probar sus efectos en quienes las consumen. Lo que los investigadores han encontrado es que la evidencia científica indica que estos nano-ingredientes pueden de hecho ser tóxicos para los seres humanos y el medio ambiente.

“La nanotecnología es una poderosa tecnología emergente para desarmar y reconstruir la naturaleza a nivel atómico y molecular. Materiales a nano escala – o extremadamente pequeño – ahora aparecen en una amplia gama de productos de consumo. Las nano partículas presentan nuevas propiedades físico-químicas en comparación con las partículas de mayor tamaño de la misma sustancia. Mientras que la nanotecnología está siendo promocionada como un catalizador potencial de la próxima revolución industrial y podría tener efectos de largo alcance, esta práctica está siendo comercializada en gran parte fuera de la vista pública sin debate y con pocas regulaciones para proteger a los trabajadores, el público y el medio ambiente” explica Amigos de la Tierra en su informe.

A diferencia de otros ambientalistas y organizaciones de defensa del consumidor, Amigos de la Tierra está pidiendo a los gobiernos y a los políticos comenzar a regular la industria de la nano-tecnología como medida de precaución. Al igual que en el caso de los organismos genéticamente modificados utilizados en cultivos como el maíz, la caña de azúcar, soya y otros, el uso de nano-ingredientes en los productos alimenticios parece estar guiado por el deseo de aumentar los beneficios empresariales por encima de todo lo demás. Como sucede en el debate sobre los OMG, se están haciendo llamados para que sea obligatorio etiquetar los productos cuyos ingredientes incluyen nano partículas que se puedan causar daño a los seres humanos y el medio ambiente.

“Nuestro enfoque actual es lograr regulaciones sobre el uso de nano materiales en los alimentos, protectores solares y cosméticos y en el uso generalizado y cada vez mayor de la nano-plata, un poderoso antiséptico que se puede encontrar en todo, desde juguetes hasta ropa y pasta de dientes”, advierte Amigos de la Tierra. “Los estudios indican que los nano-materiales usados en filtros solares (como óxido de zinc y óxido de titanio) tienen el potencial de dañar nuestra salud. Estos filtros solares también pueden dañar el medio ambiente cuando las personas se duchan o nadan, lo que permite que los nano-materiales tóxicos sean absorbidos en la cadena alimentaria por organismos de todos los tamaños, lo cual ultimadamente daña los ecosistemas”.

Amigos de la Tierra es parte de Amigos de la Tierra Internacional, una red de por lo menos 2 millones de activistas medioambientales que se extiende a más de 70 países.

Una de las principales preocupaciones acerca de los nano-ingredientes en los productos alimenticios es el crecimiento exponencial de su uso. Según Amigos de la Tierra, el uso de nano-ingredientes ha crecido diez veces en sólo seis años, y el número de empresas que invierten en esta tecnología está creciendo tan rápido como las nano partículas que se utilizan para la fabricación de alimentos procesados. Unas 200 empresas transnacionales están invirtiendo millones de dólares en el desarrollo de alimentos con nano-tecnología, en un intento de conseguir un pedazo del mercado de alimentos de EE.UU., el cual tiene un valor de $20.4 billones de dólares.

Como usted puede sospechar, no hay mucho dinero siendo invertido por las transnacionales en el estudio de los daños que los nano-metales, por ejemplo, podrían causar a la salud humana. A pesar de la clara indiferencia por el bienestar de sus clientes, hay otros grupos que están haciendo trabajando para dar a conocer los detalles que las industrias de la nano-tecnología y de los alimentos no quieren que usted sepa. “Una vez más hay mucha evidencia revisada por expertos que indica que algunos nano materiales pueden dañar la salud humana y el medio ambiente”, afirma Amigos de la Tierra.

Algunas consecuencias de la ingestión de nano-partículas utilizadas en los alimentos procesados ??se originaron en su capacidad de ser bioactivas y químicamente reactivas. Su pequeño tamaño también proporciona un mayor acceso a nuestros cuerpos, lo que les permite penetrar en las células, tejidos y órganos. El informe publicado por Amigos de la Tierra, dice que “una mayor biodisponibilidad y mayor bioactividad pueden introducir nuevos riesgos de toxicidad”, y que estas nano partículas “pueden poner en peligro la respuesta del sistema inmunológico.”

Al parecer, los nano materiales tienen propiedades que abren nuevas posibilidades para la industria de alimentos y que incluyen el ser usados ??como aditivos nutricionales, saborizantes y colorantes fuertes, ingredientes antibacterianos y otros. El problema es que las propiedades que parecen ser ventajosas para las transnacionales también pueden dar lugar a una mayor toxicidad para el medio ambiente y por lo tanto para los seres humanos. La amenaza planteada por la toxicidad de los nano-ingredientes en los alimentos procesados ??– se sospecha — expresa sus efectos patológicos a largo plazo, lo que hace que sea difícil para los médicos y pacientes establecer claramente que estos son la causa de enfermedad.

Además de utilizar nano partículas de plata en la fabricación de alimentos procesados las corporaciones también usan dióxido de titanio, de zinc, óxido de zinc y otros que son simplemente etiquetados como suplementos nutricionales. Estos materiales son “altamente tóxicos para las células humanas en los estudios de laboratorio realizados con animales”, afirma Amigos de la Tierra. Otros estudios ambientales encontraron que las sustancias pueden ser otras tóxicas para otras especies que son importantes para la cadena alimentaria. A pesar de todas las incógnitas, la industria de alimentos y de nano-tecnología comenzaron su aventura sin ningún tipo de regulación o reglas de seguridad antes de añadir nano materiales a los alimentos procesados??, a sus embalajes e incluso a los productos agrícolas que se utilizan más tarde en las plantaciones.

Según Amigos de la Tierra, los expertos en salud también están preocupados con el uso de nano-plata en algunos productos de consumo, ya que puede aumentar el problema de enfermedades resistentes a los antibióticos. Pero el más preocupante de todos los ingredientes es nano-dióxido de titanio. Sus nano partículas son inmunológicamente activas, es decir, causan una reacción del sistema de defensa del cuerpo.

Estudios más recientes llegaron a la conclusión de que las partículas de dióxido de nano-titanio pueden jugar un papel significativo en la “exacerbación de la inflamación gastrointestinal” porque adsorben fragmentos bacterianos y luego los llevan a través del tracto gastrointestinal. Por otra parte, las nano-partículas y la nanotecnología en su conjunto plantean retos aún mayores para el desarrollo de las prácticas agrícolas y alimentarias verdaderamente sostenibles. Esto es, porque las nano-partículas aumentan la vida útil de algunos cultivos, ya que su uso aumenta la vida útil de los productos que pueden ser transportados a largas distancias. El modelo de tratamiento de los alimentos frescos para que sean más resistentes al ambiente que lo rodea es el preferido por la industria de alimentos y su capacidad para hacer los alimentos menos perecederos concentraría aún más el control corporativo de la agricultura global.

Una preocupación adicional es el uso de nano-agroquímicos en fincas y su liberación en el medio ambiente. Como están las cosas ahora, los agroquímicos ya están contaminando los suelos y fuentes de agua, causando un daño significativo a los ecosistemas. Los mismos productos agroquímicos y los ingredientes como BPA, dioxinas y atrazina están vinculados con más incidencia de cáncer y problemas reproductivos. El uso de nano-materiales y, en consecuencia nano-agroquímicos sólo aumenta la contaminación del medio ambiente.

Amigos de la Tierra está pidiendo una moratoria de los nano-materiales utilizados en los productos alimenticios, envases y cualquier otro elemento que entra en contacto con productos alimenticios, al menos hasta que se realicen estudios de seguridad para determinar lo que hay que hacer sobre el uso de la nanotecnología en el fabricación de alimentos procesados??. En concreto, Amigos de la Tierra recomienda que todos los nano materiales sean regulados como nuevas sustancias. Eso incluye:

• Todos los nano materiales manufacturados deben estar sujetos a evaluaciones de seguridad como nuevas sustancias, aun cuando las propiedades de sus contrapartes de mayor escala son bien conocidos.

• Todos los nano materiales manufacturados deliberadamente deben estar sujetos a una rigurosa evaluación de impacto ambiental para demostrar su inocuidad antes de su aprobación para el uso comercial en los alimentos, envases de alimentos, materiales en contacto con alimentos o aplicaciones agrícolas.

• Las evaluaciones deben basarse en el principio de precaución y la responsabilidad debe estar en los fabricantes para demostrar ampliamente la seguridad de su producto. Si no hay datos, no hay mercado.

• Evaluación de la seguridad debe basarse en el contenido de los productos nano, no en reclamos de mercadeo.

• La evaluación de inocuidad debe incluir todo el ciclo de vida del producto.

Por el lado de la industria, Amigos de la Tierra recomienda que las empresas “respeten el derecho de las personas a tener alimentos saludables, en los que todos los ingredientes se han probado ser seguros. “Con ese fin, los fabricantes de alimentos y otros que se benefician de la venta de nano-alimentos deberían dejar de vender productos con nano-materiales en envases o cualquier otro material que entre en contacto con los alimentos procesados ??vendidos a los consumidores. La misma práctica debe ser fiel a los nano-agroquímicos.

En cuanto al resto de nosotros, la única manera de influir en la forma como los nano-materiales se utilizan en los productos alimenticios es pidiendo y si es necesario exigiendo a las industrias de nano-tecnología y de alimentos que dejan de usar estas partículas hasta que sean consideradas seguras, pidiendo a las agencias gubernamentales estudiar y regular el uso de nano-materiales, y, lo más importante, a votar con nuestro dinero. Si ni el gobierno ni la industria alimentaria desean cambiar la forma en que estamos siendo utilizados en el mayor experimento en masa jamás realizado, siempre podemos optar por no comprar productos de las transnacionales cuyos alimentos procesados estén contaminados con nano-metales o nano-productos químicos.

Many people like you read and support The Real Agenda News’ independent, journalism than ever before. Different from other news organisations, we keep our journalism accessible to all.

The Real Agenda News is independent. Our journalism is free from commercial, religious or political bias. No one edits our editor. No one steers our opinion. Editorial independence is what makes our journalism different at a time when factual, honest reporting is lacking elsewhere.

In exchange for this, we simply ask that you read, like and share all articles. This support enables us to keep working as we do.

About the author: Luis R. Miranda

Luis Miranda is an award-winning journalist and the Founder and Editor of The Real Agenda News. His career spans over 20 years and almost every form of news media. He writes about environmentalism, geopolitics, globalisation, health, corporate control of government, immigration and banking cartels. Luis has worked as a news reporter, On-air personality for Live news programs, script writer, producer and co-producer on broadcast news.

Add a Comment