Del rey George al rey Barack

Ayer, durante una rara discusión entre políticos y académicos, ambas partes concordaron que el actual presidente de EE.UU., Barack Hussein Obama y su predecesor, George W. Bush, más que cualquier otro presidente antes que ellos, han perjudicado de manera inequívoca la Constitución de los EE.UU. al decidir qué leyes quieren seguir y qué leyes pueden ser ignoradas en su esfuerzo por imponer sus agendas. Por otra parte, tanto Bush como Obama, junto con sus grupos de poder están escribiendo las leyes.

No sólo Obama ha forzado su voluntad contra la Constitución y el pueblo de los Estados Unidos y del mundo en los últimos 5 años, sino que también lo ha hecho con la complacencia del Congreso de los EE.UU. y de la Corte Suprema de los Estados Unidos. Como consecuencia de ello, existen agencias gubernamentales como la NSA, el FBI, el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Salud y Servicios Humanos que ahora están creando sus propias leyes.

Durante una reunión del Comité Judicial liderado por el Representante Bob Goodlatte, políticos y académicos discutieron el papel del presidente de los EE.UU. en el sistema constitucional que se supone dirige el país y cómo las últimas acciones de Barack Obama, sin duda, socavan dicho sistema y los principios más básicos sobre los cuales los Estados Unidos fue construido.

Tanto los políticos como los académicos coincidieron en que en los últimos 12 años, la presidencia de Estados Unidos ha pasado de ser una institución democrática, una de las tres partes del gobierno, a una rama imperial que ha convertido al Congreso en una entidad insignificante, a pesar de que esta institución es la entidad encargada de representar al pueblo.

“La invasión de los presidentes en la esfera de poder del Congreso no es una transgresión que se debe tomar a la ligera”, dijo Goodlatte durante su discurso introductorio. Luego agregó que “Los principios de una Constitución se pierden irrevocablemente cuando el poder legislativo está dominado por el ejecutivo.”

Vea a continuación la explicación completa de cómo la Presidencia EE.UU., tal como está hoy, representa una amenaza para el sistema democrático estadounidense.

[media url=”http://www.youtube.com/watch?v=SOooZYVu2Iw” width=”650″ height=”350″]
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like

Las víctimas de la Plandemia somos los que estamos vivos

El 80 por ciento de los muertos atribuidos a la plandemia son…

El virus es real, la pandemia no tanto

Al igual que el virus, todos los que difunden mentiras sobre COVID…