Las guerras se libran para asegurarse de que la estructura tradicional de la sociedad se mantenga intacta.

Los líderes políticos son elegidos para buscar el apoyo popular para llevar a cabo homicidios en masa.

Los políticos confían en la ignorancia y la falta de entendimiento de los pueblos para lanzar sus guerras de agresión contra Estados soberanos débiles e inofensivos.

Los mayores engaños en el mundo de la política se llevan a cabo contra las personas que deciden ignorar la realidad.

Las personas que voluntariamente eligen los políticos que luego los venden como esclavos de la deuda se merecen todo lo que obtienen y algo más.

El ejemplo más reciente de la situación descrita anteriormente es el discurso de David Cameron en Gran Bretaña, quien afirmó que las personas que se oponían a asesinar civiles en Siria eran “simpatizantes terroristas”.

Cameron dijo esto en un parlamento lleno de diputados, sin morder la lengua y sin dudarlo. Cuando se le sijo que debía pedir disculpas Cameron se negó.

Lo mismo ocurrió después del 9/11 en Estados Unidos, cuando George W. Bush utilizó una declaración similar para ‘dividir y conquistar’.

Bush dijo que el mundo tenía que elegir. Los países tendrían que estar radicalmente del lado estadounidense o en contra.

Su discurso provocó fuertes aplausos por los neoconservadores en toda América, ya que significaba que el país iba a la guerra.

Cualquier persona que mostró la más mínima oposición a la nueva normativa fue condenada al ostracismo y atacada por los principales medios de comunicación por flojos en política exterior.

El plan de Bush para dividir y conquistar continuó en el gobierno de Obama. “Él construyó esta división racial. Era una herida que se había sanado por un número de años, varias décadas […] y él volvió a abrirla con su política de división “, dijo el alguacil del condado de Milwaukee David Clarke.

El resultado de las políticas tanto de Obama como de Bush ha sido el homicidio innecesario, la guerra y la destrucción de países debido a la política exterior estadounidense y británica.

Mientras que Obama es ahora conocido por sus ‘asesinatos ejecutivos‘, Bush era más del tipo que enviaba toda la caballería para matar a inocentes.

En el caso de Gran Bretaña no ha sido diferente. Bajo David Cameron, el Reino Unido ha bombardeado Siria durante su alianza con los EE.UU. y otras naciones europeas.

Gran Bretaña, junto con Francia y los Estados Unidos son bien conocidos por su naturaleza impearialista.

Con la nueva votación en el Parlamento británico, se le permite a David Cameron continuar asesinando inocentes en Siria, ya que el Parlamento aprobó la petición del político por una votación de 397-223.

“Él sabe muy bien de la participación de Gran Bretaña. Es una agresión desnuda de un país soberano como Siria y su infraestructura y toda su población, que sufren enormemente desde que Obama declaró la guerra ilegal en marzo de 2011”, dice el escritor y periodista Stephen Lendman.

El lanzamiento desesperado de Europa de una nueva guerra en Siria es un testimonio claro de la incompetencia de Francia y de Gran Bretaña para hacer frente a su propia seguridad, así como su complicidad en hacer la guerra contra la población civil.

“La campaña de Rusia cumple plenamente con el derecho internacional – siguiendo la petición de Assad en busca de ayuda en la lucha contra el terrorismo, centrándose únicamente en ISIS y otros objetivos takfiris en todo el país, escrupulosamente evitando víctimas civiles- el polo opuesto de cómo Washington y sus socios de la coalición operan, matando a personas que no son combatientes o militantes en todas sus guerras “, recuerda Lendman.

Como explica el Dr. Paul Craig Roberts, “Mientras que los medios de comunicación “libres” de occidentales hablan de victória sobre las acciones de sus “gobiernos democráticos” occidentales democráticos, venden a la gente del mundo occidental a la tiranía corporativa”, que sin duda incluye el complejo militar-industrial y los neoconservadores que apoyan el perpetuo estado de guerra.

Como dijo George Orwell, “las guerras no son para ser ganadas, sino para ser continuadas.”

No hay duda de que una sociedad jerárquica, como en la que vivimos, sólo es posible sobre la base de la pobreza y la ignorancia, y las guerras se libran para asegurarse de que la estructura tradicional de la sociedad se mantenga intacta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like

The middle class that vanished

  One of the giants of the South experiences the highest rates…

The TB pandemic that nobody sees, but that kills millions a year

  31.8 million people will have died by 2030 if tuberculosis is…