Las armas no matan a las personas como los coches no atropellan a los peatones. Sin embargo, los políticos y los que favorecen una población desarmada siguen utilizando todas las oportunidades que encuentran para pedir el desarme masivo.

¿Por qué?

Vamos a establecer dos premisas importantes antes de tratar de entender por qué los políticos y la gente pro-desarme abogan por la confiscación masiva de armas de fuego.

Si hay un hecho común sobre los homicidios en masa es que el autor sabe que sus víctimas están indefensas en lo que la gente por lo general llama zonas libres de armas.

¿Qué son las zonas libres de armas? Son lugares donde las autoridades establecen la prohibición contra armas de fuego. Entre esos lugares hay escuelas, bancos, edificios públicos e iglesias.

Otro hecho que se conecta a la mayoría de los homicidios en masa, pero sobre los que los medios de comunicación rara vez informan, es que los autores están bajo la influencia de drogas psiquiátricas cuyos efectos incluyen estallidos espontáneos de comportamiento violento.

Medicamentos psiquiátricos a menudo se prescribe a pacientes como parte de tratamientos contra la depresión, por ejemplo, pero el resultado más común es que los pacientes experimenten estados más profundos de depresión, tengan pensamientos suicidas y más a menudo que antes, que cometan homicidio.

Podemos concluir que el hecho que las personas estén indefensas para prevenir acciones criminales y que los enfermos mentales logren conseguir un arma de fuego para cometer delitos, son las dos más comunes explicaciones de por qué ocurren homicidios en masa.

Los delincuentes no entran en un lugar donde la mayoría de la gente está armada, como una estación de policía o una ciudad en la que se permite el porte de armas. Ellos van a las ciudades o barrios donde a las personas no se les permite por ley protegerse a sí mismos o a sus y sus familias con un arma de fuego.

Extrañamente, sin embargo, cada vez que sucede un tiroteo en una escuela, una iglesia o un banco, los políticos y los que apoyan el desarme, piden de inmediato la confiscación de armas como la solución para acabar con los homicidios en masa.

Después de que ocurrió el tiroteo la noche del miércoles en una iglesia de la ciudad de Charleston, donde un hombre mató a 9 personas, el presidente de Estados Unidos, intentó manipular el asesinato de esos inocentes para pedir una vez más por el desarme de los ciudadanos.

Pero antes de que Obama hablara sobre sus planes, los medios estadounidenses ya habían inflamado las ondas de televisión y radio, centrando sus informes en si el tiroteo fue causado por el racismo, la supremacía blanca, y varios medios de comunicación utilizaron el evento para exigir medidas de control de armas más drásticas.

Esta vez, los medios de comunicación señalaron, el tiroteo había ocurrido en una iglesia frecuentada por negros en el sur de Estados Unidos, lo que según sus informes es un ejemplo de los “tiempos difíciles de la historia racista del país.”

“He hecho declaraciones similares a estas demasiadas veces”, dijo Barack Obama, que se presentó ante la prensa el jueves antes de volar a Los Ángeles. Obama hizo este discurso como resultado de la violencia llevada a cabo por personas dementes en los últimos siete años.

Obama afirmó que, aunque todavía no había un panorama completo de lo que había pasado, no tenía ninguna duda sobre el hecho de que alguien tuvo acceso a un arma de fuego para cometer un “crimen sin sentido” en contra de inocentes.

“Ahora tenemos que llorar a los muertos y recuperarnos, pero permítanme ser claro, en algún momento, como país, tenemos que lidiar con el hecho de que este tipo de violencia masiva no sucede en otros países avanzados.”

Obama tiene toda la razón! Otros países avanzados no sufren homicidios en masa, porque a sus ciudadanos se les permite portar armas de fuego o tenerlas en sus casas, por lo que cuando criminales armados intentan cometer homicidios, estos son rápidamente desarmados y detenidos.

Otros países avanzados no envenenan a sus poblaciones con drogas farmacéuticas al nivel que los médicos en los Estados Unidos lo hacen. Por lo tanto, no existen los dos elementos principales responsables del tipo de homicidios en masa observados en los EE.UU..

Obama usó palabras como “dolor” y “justicia” en el mismo discurso en el que habló del ataque en contra de la congregación de la iglesia en el sur de Estados Unidos, mientras que decía que el evento revivió uno de los capítulos más oscuros de la historia de Estados Unidos.

Lo qué pasó, dijo el presidente, “es particularmente sombrío”, ya que era un “lugar de oración” considerado “sagrado”. “El odio de razas y religiones representa una amenaza especial para nuestra democracia y nuestros ideales”, agregó Obama.

Sin embargo, Obama no piensa de la misma manera cuando los drones estadounidenses bombardean casas de culto en África o el Medio Oriente. Esos ataques perpetrados contra hombres, mujeres y niños inocentes no son etiquetados como sombríos o injustos por Obama.

Desde Las Vegas, en una rueda de prensa, la candidata demócrata para suceder a Obama, Hillary Clinton, también aludió a esta última tragedia para exigir un debate sobre la prohibición de las armas de fuego.

“Tenemos que ser honestos y enfrentar las verdades difíciles sobre la violencia racial, las armas y las divisiones en el país”, afirmó Clinton, convenientemente dejando de lado el tema de la medicación exagerada de la población estadounidense.

“¿Cuántas personas inocentes en nuestro país, ya sean niños pequeños, feligreses o espectadores en un teatro, tienen que morir antes de actuar?”, preguntó Clinton, refiriéndose a algunos de los últimos tiroteos en los últimos años.

“Esta vez tenemos que encontrar respuestas juntos. No sólo vamos a hablar, sino a actuar “, afirmó.

En este momento, el FBI está investigando el tiroteo y, aunque no ha proporcionado ninguna conclusión oficial, la agencia ya ha marcado el tiroteo como un “crimen de odio”.

Esta afirmación deriva de supuestas confesiones hechas por el tirador, Dylann Roof, donde dice que planeó cometer el crimen porque, entre otras razones, los negros habían violado mujeres blancas por un largo tiempo.

“Mother Emanuel es más que una iglesia”, dijo Obama. “Se trata de un espacio de oración fundada por los afroamericanos en busca de libertad. Es una iglesia que fue quemada mientras los feligreses luchaban para acabar con la esclavitud. Es un símbolo de la libertad para los negros. Cuando las leyes prohibían el culto ellos continuaron en secreto “, continuó.

El tiroteo de Charleston ha dado a los falsos liberales una nueva oportunidad para exigir más control de armas como una respuesta a los tiroteos. Si ellos avanzan su agenda, vamos a seguir viendo, con más frecuencia y violencia, ataques contra niños, hombres y mujeres indefensos.

A pesar de que Estados Unidos es un Estado Policial, los criminales se las arreglan para adquirir armas de fuego para cometer delitos como el que tuvo lugar el miércoles, mientras feligreses, y otros ciudadanos desarmados continuarán estando indefensos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like

The middle class that vanished

  One of the giants of the South experiences the highest rates…

The TB pandemic that nobody sees, but that kills millions a year

  31.8 million people will have died by 2030 if tuberculosis is…