No son sólo los generales estadounidenses que son irresponsables al declarar, sin ninguna evidencia que “Rusia es una amenaza existencial para los Estados Unidos”, y también para los estados del Báltico, Polonia, Georgia, Ucrania, y toda Europa.

hay Generales británicos que también participan en el belicismo. El recientemente pensionado comandante general de la OTAN, Sir Richard Shirreff, Subcomandante Supremo Aliado en Europa hasta 2014, acaba de declarar que la guerra nuclear con Rusia es “perfectamente posible” dentro del año.

Mis fieles lectores sabrán que yo mismo he estado advirtiendo desde hace algún tiempo sobre la posibilidad de una guerra nuclear. Sin embargo, hay una gran diferencia entre yo y los generales occidentales.

Veo la guerra como consecuencia de la ingerencia de los neoconservadores en los Estados Unidos, quienes buscan la hegemonía mundial de este país. Los neoconservadores y su intención de lograr una hegemonía es un hecho reconocido en sus propios documentos de posición públicas, y tiene un récord de 15 años de ser implementado en muchas y continuas guerras de Estados Unidos en el Medio Oriente y África.

Aunque los medios de comunicación corporativos hacen todo lo posible para desviar nuestra atención de los hechos conocidos, los hechos siguen siendo conocidos.

La posición de los generales occidentales es que “la agresión rusa” está impulsando la inocente alianza entre Estados Unidos y la OTAN hacia la guerra nuclear.

Aquí está la lista de “agresiones rusas” del general Shirreff: “Él [Putin] ha invadido Georgia, y ha invadido la península de Crimea, y ha invadido Ucrania. Ha utilizado la fuerza y se ha salido con la suya. En un período de tensión, un ataque a los estados del Báltico … es totalmente plausible “.

Shirreff está hablando de eventos descritos de manera falsa, aunque estos hayan tenido lugar dentro de lo que era hasta hace poco tiempo  las fronteras nacionales de Rusia.

Shirreff, me parece, está mal informados o esta mintiendo. Es Estados Unidos e Israel que utilizan la fuerza y se salen con la suya.

La invasión rusa de la antigua provincia de Rusia, Georgia, fue una respuesta a la invasión del gobierno títere estadounidense de Osetia del Sur en el que las tropas georgianas, entrenadas y equipadas por estadounidenses e israelíes mataron tropas rusas y un gran número de civiles de Osetia del Sur, mientras que el gobierno ruso estaba en los Juegos Olímpicos de Beijing.

Sólo tomó una pequeña fracción del Ejército Ruso y unas pocas horas para derrotar al Ejército entrenado por los estadounidense e israelíes.

Putin tenía la antigua provincia rusa en su mano. Podía haber colgado el presidente títere de EE.UU. y reincorporado a Georgia de nuevo a Rusia, a donde si pertenece probablemente, después de haber pasado toda la historia moderna en ese lugar.

Sin embargo, Putin no vio a Georgia como un premio, y después de haber derrotado a los invasores, dejó que los americanos se quedaran con su estado títere de nuevo.

El presidente en ese momento, un sinvergüenza, vagabundo, fue expulsado del país por los georgianos y ahora sirve al estado títere estadounidense de Ucrania, al igual que muchos otros que no son de Ucrania.

Al parecer, Washington no puede encontrar suficientes ucranianos que se vendan y que vendan a su país y tiene que traer extranjeros para ayudar a Washington a controlar Ucrania.

De hecho, no ha habido una invasión rusa de Ucrania. Putin ni siquiera aceptó las peticiones de las poblaciones mayoritarias rusas en las provincias separatistas de Donetsk y Luhansk para ser reincorporados de nuevo a Rusia, donde pertenecen.

Si Putin en realidad quería quedarse con Ucrania, no necesita ni siquiera enviar un ejército. Él podía tomar de nuevo las partes del este y sur con sólo aceptar las peticiones de las personas a ser de nuevo una parte de Rusia.

El único pedido que Putin aceptó fue la de los de Crimea, que con una participación muy alta jamás vista en las “democracias occidentales” votaron 97,6 por ciento para reunirse con Rusia, donde Crimea residió por más tiempo, hasta que Jruschov, un ucraniano, transfirió Crimea de la República Soviética de Rusia a la República Soviética de Ucrania cuando ambas eran provincias de la Unión Soviética.

Putin aceptó la declaración de Crimea, porque es ahí donde tiene el único puerto de agua dulce y la entrada en el Mar Mediterráneo dond está la base naval rusa. Putin se negó a aceptar el pedido de Donetsk y Luhansk con el fin de desviar las acusaciones de propaganda de Washington, como las del ex general Shirreff.

Putin razonó, por error, en mi opinión, de que su negativa a aceptar Donetsk y Luhansk tranquilizaría a los estados títeres de la OTAN y de Washington y disminuiría la influencia de Washington sobre Europa. Para los europeos corruptos, los hechos no son de ninguna consecuencia. El dinero de Washington prevalece.

Putin no entiende el poder del dinero de Washington. En todo el Occidente, solamente cuenta el dinero. No hay tal cosa como la palabra de Washington, la integridad del gobierno, la verdad, o incluso los hechos empíricos.

Sólo hay mentiras propagadas por todo Occidente. Occidente existe por una razón: la creación de beneficios corporativos.

El general Shirreff afirma, sin ninguna prueba, lo cual es típico, que Putin “utilizó la fuerza y se salió con la suya.”

¿De qué fuerza está hablando? ¿Puede identificar la fuerza? Los observadores internacionales independientes de la votación de Crimea informan que fue completamente legal, que no hubo intimidación, ningún soldado o cualquier intimidación rusa.

El ex general de la OTAN Shirreff cree que un ataque ruso “en los estados del Báltico es totalmente posible.” ¿Por qué razón?

Los estados del Báltico, antiguas provincias de la Unión Soviética, no son ninguna amenaza para Rusia. Los rusos no tienen ninguna razón para atacar a los estados del Báltico. Fue Rusia la que le dio a los países del Báltico facildad para declarar su independencia. Del mismo modo que fue Rusia la que dio a Ucrania y Georgia su independencia.

El Washington imperialista está aprovechando la razonabilidad del gobierno ruso para poner a Rusia en una luz propagandística.

El gobierno ruso se ha permitido ser puesto a la defensiva y ha dado el ataque a Washington.

Rusia no ha atacado a nadie excepto al grupo terrorista ISIS. Al parecer, Washington se opone al terrorismo, pero Washington ha estado utilizando a ISIS en un esfuerzo por derrocar al gobierno sirio con el terrorismo.

Rusia ha puesto fin a eso. La cuestión que se nos plantea es si el gobierno ruso venderá a Siria a Washington para ser aceptado por Occidente con el fin de demostrar que Rusia se vea como un buen socio para Occidente.

Si Rusia no supera su afecto por Occidente, Rusia perderá su independencia.

Mi entendimiento es que Rusia ha sido resucitado como un cristiano, moralmente y con principios como ningún otro país en la tierra.

La pregunta que el pueblo ruso y su gobierno ruso necesitan hacerse desesperadamente es: ¿Queremos estar asociados con Occidente y sus criminales de guerra que desobedecen no sólo sus propias leyes, sino también las leyes internacionales?

La gran mayoría del mal en el mundo reside en el Occidente. Es el Occidente con sus mentiras y codicia que ha devastado a millones de personas en 7 países durante el nuevo siglo 21. Este es el principio más amenazante de un nuevo milenio en los tiempos modernos.

Insatisfecho con su saqueo del Tercer Mundo, América del Sur, Grecia, Portugal, Letonia, Argentina, y ahora Brasil y Ucrania, los capitalistas occidentales tienen sus miras puestas en Rusia, China, India y Sudáfrica.

Seria un premio muy valioso conseguir dominar Rusia con toda su vasta extensión de Siberia, para poder abusar brutalmente de sus recursos y para destruirla para obtener ganancias para las corporaciones.

Sería bueno que la oferta del gobierno ruso de dar tierra en Siberia sea limitada a los ciudadanos rusos. De lo contrario, la tierra es probable que sea comprada por Occidente, que utilizará la propiedad de Rusia para destruir el país.

Los rusos y los chinos están cegados por el hecho de que vivieron durante décadas bajo regímenes opresivos y fallidos. Ven a Occidente como el ejemplo del éxito. Su interpretación errónea de Occidente pone en peligro su independencia.

Ni Rusia ni China buscan conflicto. Es un acto gratuito e imprudente para Washington enviar el mensaje a Rusia y China de que deben elegir vasallaje o la guerra.

Traducción: Luis R. Miranda

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *