|Thursday, April 9, 2020
You are here: Home » Español » ¿Qué es la inflamación y qué significa?

¿Qué es la inflamación y qué significa? 


dieta

Ciertamente has sufrido de inflamación; interna, externa o quizás ambas. Pero, ¿por qué exactamente nuestros cuerpos se inflaman?

Lo creas o no, la inflamación es una respuesta protectora del cuerpo para eliminar infecciones, reparar tejidos y curarse después de una lesión.

Los signos de inflamación incluyen enrojecimiento y calor, debido al aumento del flujo sanguíneo. La hinchazón se da por el aumento de la permeabilidad de los vasos sanguíneos; dolor; y pérdida de función.

Un ejemplo común de inflamación ocurre después de torcerse un tobillo. Cuando se lesiona, el tobillo puede hincharse y ponerse rojo, caliente y doloroso. El proceso inflamatorio es necesario para la curación eficiente y la restauración de la función.

Todas las inflamaciones no son iguales

La inflamación se puede dividir en dos grandes categorías: aguda y crónica. La inflamación aguda se caracteriza por un inicio y resolución rápidos, como un esguince de tobillo o faringitis estreptocócica.

Por ejemplo, cuando tienes faringitis estreptocócica, una de las primeras respuestas del cuerpo es la inflamación aguda. Los mediadores inflamatorios en el cuerpo promueven un aumento del flujo sanguíneo y la permeabilidad de los vasos, lo que ayuda a llevar células inmunes especializadas al sitio de la infección.

A medida que el cuerpo elimina el agente infeccioso, la inflamación disminuye.

La inflamación crónica es más persistente, dura varias semanas, meses o incluso años. La inflamación crónica puede seguir a la inflamación aguda, como cuando las infecciones son difíciles de eliminar, o puede comenzar lentamente con el tiempo.

Este proceso inflamatorio latente es lo que vemos en muchas enfermedades crónicas, como la aterosclerosis, la obesidad o algunas afecciones autoinmunes.

Si la inflamación persiste durante demasiado tiempo, puede causar daño al cuerpo, cicatrización de los tejidos, dolor crónico y disfunción general.

El vínculo con la dieta

La inflamación tiene varias causas: agentes infecciosos, como bacterias, virus y parásitos; lesión y daño tisular; procesos de enfermedades tales como afecciones autoinmunes; y toxinas y contaminantes, como alcohol, productos de tabaco, medicamentos y contaminación del aire.

La inflamación es la raíz de muchas enfermedades crónicas, y la dieta juega un papel importante en este proceso. En una revisión sistemática de 2013, de 46 estudios individuales, investigadores alemanes analizaron los niveles en sangre de un marcador de inflamación llamado proteína C reactiva (PCR).

Los médicos suelen utilizar la PCR para tener una idea del nivel de inflamación que ocurre en el cuerpo y para ayudar a determinar el riesgo de problemas cardiovasculares, como un ataque cardíaco.

Los investigadores encontraron que la PCR se elevaba constantemente en los patrones de alimentación “occidentales” a base de carne y disminuía en las dietas ricas en frutas y verduras. En un estudio intervencionista de 2015 publicado en Complementary Therapies in Medicine, los investigadores pusieron a más de 600 personas en una dieta basada en alimentos integrales y vieron caer los niveles de PCR, junto con el colesterol total, la presión arterial y el IMC.

Tomados en conjunto, los estudios sugieren que comer una dieta saludable puede reducir la inflamación en el cuerpo. Pero la pregunta sigue siendo: ¿una dieta basada en plantas reduce directamente la inflamación, o comer plantas simplemente no inflama el cuerpo en primer lugar? La respuesta podría ser ambas.

Los alimentos de plantas enteras están cargados de fitonutrientes, muchos de los cuales tienen propiedades antiinflamatorias y pueden ayudar al cuerpo a sanar más rápidamente y frenar la inflamación. Sin embargo, las dietas basadas en plantas también carecen o son bajas en muchos desencadenantes inflamatorios.

Las dietas basadas en plantas también son más bajas en toxinas, como los contaminantes industriales, que de lo contrario causarían daño a los tejidos del cuerpo y provocarían inflamación.

Por último, las dietas basadas en plantas tienen una baja carga bacteriana. Muchas bacterias producen toxinas llamadas lipopolisacáridos que se liberan cuando la bacteria muere.

Los productos animales son un caldo de cultivo para las bacterias y sus toxinas bacterianas proinflamatorias.

Al elegir plantas, reducimos la cantidad de bacterias, contaminantes y otros componentes proinflamatorios en nuestra dieta y, por lo tanto, podemos evitar la respuesta inflamatoria reactiva que es tan característica de los alimentos de origen animal.

Many people like you read and support The Real Agenda News’ independent, journalism than ever before. Different from other news organisations, we keep our journalism accessible to all.

The Real Agenda News is independent. Our journalism is free from commercial, religious or political bias. No one edits our editor. No one steers our opinion. Editorial independence is what makes our journalism different at a time when factual, honest reporting is lacking elsewhere.

In exchange for this, we simply ask that you read, like and share all articles. This support enables us to keep working as we do.

About the author: Luis R. Miranda

Luis R. Miranda is an award-winning journalist and the founder & editor of The Real Agenda News. His career spans over 23 years in every form of news media. He writes about environmentalism, education, technology, science, health, immigration and other current affairs. Luis has worked as on-air talent, news reporter, television producer, and news writer.

Add a Comment