El control sobre la política monetaria y la reforma macroeconómica es el objetivo principal del golpe de Estado. Los puestos clave desde el punto de vista de Wall Street son el Banco Central, que domina la política monetaria, así como las transacciones de divisas, el Ministerio de Hacienda y el Banco de Brasil.

En nombre de Wall Street y el “consenso de Washington”, el presidente interino, Michel Temer, ha nombrado a un ex director ejecutivo de Wall Street, con ciudadanía estadounidense, para encabezar el Ministerio de Hacienda.

Ilan Goldfjan (derecha) designado para dirigir el Banco Central, fue economista jefe de Itaú, el mayor banco privado de Brasil. Goldfjan tiene 7000942010011009801379noestrechos vínculos con el FMI y el Banco Mundial. Él es un compinche financiero de Meirelles.

Antecedentes históricos

El sistema monetario de Brasil, desde la adopción del Real ha estado fuertemente dolarizado. Las operaciones de deuda internas son conducentes a un aumento de la deuda externa. Wall Street está empeñado en mantener a Brasil en una camisa de fuerza monetaria.

Desde el gobierno de Fernando Henrique Cardoso, Wall Street ha ejercido el control sobre las puestos claves de la economía como el Ministerio de Finanzas, el Banco de Brasil y el Banco Central.

Bajo los gobiernos de Fernando Henrique Cardoso y Luis Inacio da Silva (Lula), el nombramiento del gobernador del Banco Central ha sido aprobado por Wall Street.

Cardoso, Lula, y Temer son hombres de Wall Street

440px-Arminio_Fraga_Neto_World_Economic_Forum_on_Latin_America_2009_cropped-224x300Arminio Fraga (izquierda) el presidente del Banco Central desde 4 marzo 1999 hasta 1 enero 2003, es director de hedge funds y socio de George Soros, Quantum Fund, Nueva York, con doble ciudadanía Brasil-Estados Unidos.

Junto con Fraga, Henrique de Campos Meirelles, quien fue Presidente y director de operaciones de Banco de Boston (1996-1999) y Presidente de Global Banking de FleetBoston Financial (1999-2002) también es un barón de la élite de Wall Street.

En 2004, FleetBoston se fusionó con el Banco de América. Antes de la fusión con el Banco de América, FleetBoston era el séptimo banco en los EE.UU.. Banco de América es actualmente el segundo banco más grande de los EE.UU..

Después de haber sido despedido por Dilma en 2010, Meirelles regresó. Fue nombrado Ministro de Hacienda por el “presidente interino” Michel Temer.

Ilan Goldfjan, economista jefe de Itaú, el mayor banco privado de Brasil,  fue designado por Michel Temer para dirigir el Banco Central. Goldfjan. El tiene doble nacionalidad:  Israelí y Brasileña.

Goldfjan había trabajado previamente en el Banco Central bajo Arminio Fraga, así como bajo Henrique Meirelles. Él tiene estrechos vínculos personales con el Prof. Stanley Fischer, actualmente Vice-Presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Sobra decir que la llegada de Golfajn al Banco Central fue aprobado por el FMI, el Tesoro de Estados Unidos, Wall Street y la Reserva Federal de Estados Unidos.

Vale la pena señalar que Stanley Fischer había ocupado anteriormente el cargo de director general adjunto del FMI y el de gobernador del Banco Central de Israel. Tanto Fischer y Goldfjan son ciudadanos israelíes, con vínculos con el lobby pro-Israel.

El hombre nombrado por Dilma Rousseff al Banco Central, no fue aprobado por Wall Street. Alexandre Antônio Tombini, el gobernador del Banco Central (2011-2016). funcionario de carrera en el Ministerio de Finanzas. Ciudadanía: Brasil

Antecedentes históricos

A principios de 1999, en la estela inmediata del ataque especulativo contra la moneda nacional brasileña (Real), el presidente del Banco Central y profesor Francisco López, que había sido nombrado el 13 de enero de 1999, fue demitido poco después y sustituido por Arminio Fraga , un ciudadano de Estados Unidos, cuyos empleadores incluyen Quantum Fund de George Soros en Nueva York.

“El zorro fue designado para vigilar el gallinero”.

Más concretamente especuladores de Wall Street han estado a cargo de la política monetaria de Brasil.

Con Lula, Henrique Campos de Meirelles fue nombrado Presidente del Banco Central de Brasil. Anteriormente había actuado previamente como presidente y CEO dentro de una de las mayores instituciones financieras de Wall Street.

FleetBoston fue el segundo mayor acreedor de Brasil, después de que Citigroup. Esta situación era, como mínimo un conflicto de intereses. Su nombramiento fue acordado antes de la adhesión de Lula a la presidencia.

Henrique Meirelles fue un firme partidario del controvertido plan de Cavallo de Argentina en la década de 1990: un “plan de estabilización” de Wall Street, que causó estragos económicos y sociales.

La estructura esencial del plan de Cavallo de Argentina se repitió en Brasil en el marco del Plan Real, a saber, la ejecución de una moneda nacional que puediera ser dolarizada. Lo que implica este esquema es que la deuda interna se transforma en una denominada en dólares de la deuda externa.

Tras la adhesión de Dilma a la presidencia en 2011, Meirielles no fue renovado como presidente del Banco Central.

La soberanía en la política monetaria

Como Ministro de Finanzas durante el presente gobierno interino, Mereilles apoya la llamada “independencia del Banco Central”.

La aplicación de este concepto falso implica que el gobierno no debe intervenir en las decisiones del Banco Central. Sin embargo, no hay restricciones en para los “zorros de Wall Street”.

La cuestión de la soberanía en la política monetaria es crucial. El objetivo del golpe de Estado es el de negar la soberanía de Brasil en la formulación de la política macro-económica.

El zorro de Wall Street

Bajo Dilma, la “tradición” de la selección de un “zorro Wall Street” había sido abandonada con el nombramiento de Alexandre Antônio Tombini, un funcionario del gobierno, que dirigió el Banco Central de Brasil a partir de 2011 y hasta mayo de 2016.

Tras la adhesión de Michel Temer como “presidente interino”, Henrique Campos de Meirelles fue designado para dirigir el Ministerio de Finanzas.

A su vez, Meirelles nombró a sus propios compinches para dirigir el Banco Central y el Banco do Brasil. Meirelles fue descrito por los medios estadounidenses como “favorable al mercado”.

Estos son los nombramientos en puestos relacionados a aspectos económicos de Michel Temer:

Henrique de Campos Meirelles, Ministro de Hacienda,

Ilan Golfajn, Presidente del Banco Central de Brasil, compinche nombrado por Meirelles

Paulo Caffarelli, Banco de Brasil, camarada nombrado por Meirelles

Observaciones finales

Lo que está en juego a través de diversos mecanismos -incluyendo operaciones de inteligencia, manipulación financiera y medios de propaganda es la desestabilización pura y simple de la estructura del Estado Brasieñol y la economía nacional, sin olvidar el empobrecimiento masivo de la población brasileña.

Los EE.UU. no quieren tratar o negociar con un gobierno nacionalista reformista y soberano. Lo que quiere es un estado marioneta de Estados Unidos.

Lula era “aceptable” porque siguió las instrucciones de Wall Street y el FMI.

Si bien la agenda política neoliberal se impuso bajo Rousseff, una agenda reformista populista también se implementó y esta era muy lejana al plan patrocinado  por Wall Street y su agenda macroeconómica establecida durante la presidencia de Lula.

Según el Director General del FMI (2003), Heinrich Koeller Lula fue “nuestro mejor presidente”:

“Tengo un gran entusiasmo [con la administración de Lula]; pero es mejor que decir que estoy profundamente impresionado por el presidente Lula “(Conferencia de prensa del FMI, 2003).

Con Lula, no había necesidad de “cambio de régimen”. Luis Inacio da Silva había aprobado el “Consenso de Washington”.

La desaparición temporal de Henrique de Campos Meirelles, tras la elección de Dilma Rousseff fue crucial. Wall Street no había aprobado el nombramiento de Dilma al Banco Central y el Ministerio de Finanzas.

Si Dilma hubiese optado por conservar a Henrique de Campos Meirelles, el Golpe de Estado probablemente no habría tenido lugar.

El Régimen Marioneta de Estados Unidos en Brasilia

Un ex CEO / presidente de una de las instituciones financieras más grandes de América, y ciudadano de Estados Unidos, controla las principales instituciones financieras de Brasil y establece la agenda macroeconómica y monetaria de un país de más de 200 millones de personas.

Eso se llama un golpe de estado … por Wall Street.

Traducción: Luis R. Miranda

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like

The middle class that vanished

  One of the giants of the South experiences the highest rates…

The TB pandemic that nobody sees, but that kills millions a year

  31.8 million people will have died by 2030 if tuberculosis is…