El mundo imaginario de los medios de comunicación

  No se usted, pero tengo la edad suficiente para recordar una…