Este es el resultado de un estudio revisado por cient[ificos y realizado por investigadores de la Universidad de Stanford que fue publicado en el European Journal of Clinical Investigation.

Un nuevo estudio que examinó las respuestas en todo el mundo al virus COVID-19 encontró que las órdenes de confinamiento no proporcionaron significativamente más beneficios para detener la propagación del virus que las medidas voluntarias, como el uso de máscaras y el distanciamiento social.

El estudio, que fue revisado por científicos, fue realizado por investigadores de la Universidad de Stanford y publicado en el European Journal of Clinical Investigation. El estudio comparó casos en Inglaterra, Francia, Alemania, Irán, Italia, Países Bajos, España y Estados Unidos.

Todos esos países emplearon órdenes de cierre obligatorio y cierres de empresas, en comparación con otros países que instituyeron respuestas voluntarias menos severas, como Corea del Sur y Suecia.

No cuestionamos el papel de todas las intervenciones de salud pública o de las comunicaciones coordinadas sobre la epidemia, pero no logramos encontrar un beneficio adicional de los pedidos para quedarse en casa y el cierre de negocios”, dijeron los investigadores. “Los datos no pueden excluir completamente la posibilidad de algunos beneficios. Sin embargo, incluso si existen, estos beneficios pueden no coincidir con los numerosos daños de estas medidas agresivas. Las intervenciones de salud pública más específicas que reducen las transmisiones de manera más efectiva pueden ser importantes para el futuro control de la epidemia sin los daños de las medidas muy restrictivas “.

Los investigadores dijeron que probablemente sólo se lograron “pequeños beneficios” con “las intervenciones no farmacéuticas (NPI) más restrictivas para controlar la propagación del COVID-19,” que incluyen cierres obligatorios en el hogar y de negocios “.

“En resumen, no podemos encontrar pruebas sólidas que apoyen el papel de los confinamientos más restrictivos en el control de COVID a principios de 2020”, concluye el estudio.

En cuanto a la metodología, los investigadores dijeron que estimaron el crecimiento de casos de COVID-19 en relación con cualquier implementación de confinamiento en regiones subnacionales de 10 países: Inglaterra, Francia, Alemania, Irán, Italia, Países Bajos, España, Corea del Sur, Suecia y Estados Unidos. Luego, los investigadores aislaron los efectos de los confinamientos más restrictivos restando los efectos combinados de estas medidas y las menos restrictivas.

Los investigadores determinaron que “no hubo un efecto beneficioso claro y significativo de [medidas más restrictivas] sobre el crecimiento de casos en ningún país”.

“Si bien no se pueden excluir modestas disminuciones en el crecimiento diario (menos del 30%) en algunos países, la posibilidad de grandes disminuciones en el crecimiento diario debido a los confinamientos es incompatible con los datos acumulados”, encontró el estudio.

Estos datos sugieren que sin ninguna intervención, como los confinamientos y el cierre de escuelas, podría haber habido mucho menos perjuicio por COVID-19. La tasa de transmisión ha disminuido de niveles altos a niveles bajos especialmente cuando se deja que haya libre circulación de personas y la vuelta a la vida pre-COVID.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like

The TB pandemic that nobody sees, but that kills millions a year

  31.8 million people will have died by 2030 if tuberculosis is…

Singapore goes full 1984

In uncertain times, Singapore leaves no room for doubt about its commitment…