|Friday, July 20, 2018
You are here: Home » Español » Plan Secreto de las Naciones Unidas para América Latina al descubierto

Plan Secreto de las Naciones Unidas para América Latina al descubierto 

Naciones Unidas

He sido periodista la mayor parte de mi vida.

Comencé a los 16 años, cuando todos pensaban que CNN era la fresa del pastel.

He sido periodista por más de 22 años y hay muy pocas cosas en las noticias que me dejan sorprendido.

Hoy en día, una de las cualidades necesarias para ser periodista es estar siempre preparado para aprender lo que la mayoría de la gente ignora, digerirlo, no importa cuán increíble sea, y presentarlo como información comprensible.

Muchos periodistas que trabajan para fuentes de noticias alternativas pasan por lo que se llama un período de despertar.

Un despertar viene de aprender cómo funciona realmente el mundo, a quién pertenece qué y cuántos políticos e intelectuales influyentes son comprados y pagados por la elite gobernante.

Estos intelectuales y políticos trabajan juntos con poderosos intereses globalistas, para definir el presente y el futuro de todas las naciones occidentales.

Aprender por primera vez que un pequeño grupo de personas controla nuestras vidas de todas las maneras ya es bastante impactante.

Sin embargo, cuando describo el plan real detrás de la Agenda 21 de las Naciones Unidas o la Agenda 2030, por ejemplo, las personas a menudo creen que todo es una teoría de la conspiración.

Usualmente responden con frases como “si la ONU planeara matar a millones de personas, lo sabríamos”.

Otras personas prefieren pensar que si hubiera una conspiración para matarnos a la mayoría de nosotros, “se haría público por todos los medios convencionales”.

La razón por la cual las personas desinformadas se niegan a creer que ese plan exista es porque no lo escucharon de la boca de ex cómplices de la ONU, que solían trabajar para la Élite.

Proporcionaré una prueba irrefutable de tal conspiración a continuación. En realidad, una ex cómplice de las Naciones Unidas lo hará.

Tradicionalmente, las personas que se inclinan hacia la izquierda, es decir, aquellos que tienen lealtades socialistas o comunistas son los cómplices perfectos de la camarilla globalista.

Términos como “justicia social”, “redistribución de la riqueza” e “igualdad de género” siempre se utilizan para justificar la destrucción del tejido social de cualquier país porque son lemas atractivos para las masas desinformadas.

Los hombres y mujeres con buenas intenciones, que realmente creen en ayudar a los niños y las mujeres a través de programas patrocinados por el gobierno, son las víctimas clásicas del adoctrinamiento globalista.

Durante años, la ONU, junto con los gobiernos nacionales y las agencias de salud han estado trabajando juntos para impulsar la prostitución de los sistemas educativos con el único objetivo de destruir el núcleo familiar.

Están detrás de los ataques continuos e implacables contra la masculinidad y el asesinato de mujeres y niños por nacer.

No es sorprendente que el plan de muerte secreto impulsado por las Naciones Unidas y financiado por empresas farmacéuticas se presente y se venda como “salud reproductiva” o incluso como un “programas de salud familiar”.

El cien por ciento del dinero gastado por la ONU y los gobiernos nacionales proviene de la industria farmacéutica, cuyo único interés es globalizar el acceso a sus drogas sintéticas. (Ver el video a continuación)

Tanto las transnacionales farmacéuticas como las Naciones Unidas conocen las consecuencias mortales de sus llamados “programas de salud”, especialmente para mujeres y niños, los dos grupos que prometen defender.

La iniciativa para destruir el tejido social mediante la separación, no la unión de las familias, se hace conscientemente por la ONU y las grandes farmacéuticas.

Esta iniciativa causa la balcanización social y la inminente separación de las mujeres de los hombres y los niños de sus padres.

El objetivo final es crear disturbios en la sociedad y colapsar la sociedad occidental tal como la conocemos. Además, hay, por supuesto, un incentivo financiero.

Según una antigua colaboradora de la ONU en América Latina, las compañías farmacéuticas ganan 10 veces más de lo que invierten en sus “programas de salud”, muchos de los cuales se enfocan en lo que califican como poblaciones indeseables del tercer mundo.

Su nombre es Amparo Medina, una mujer sudamericana que solía trabajar para uno de los miles de programas patrocinados por la ONU y las corporaciones farmacéuticas para llevar la muerte a toda América Latina.

Medina estuvo a cargo de escribir documentos y redactar proyectos de ley que luego fueron aprobados por políticos corruptos en países como Colombia, Perú, Chile y regiones como Centroamérica, y cuyo propósito inicial era promover la promiscuidad y las guerras de género.

Su trabajo, como explica en el siguiente video, no solo causó promiscuidad, sino también un aumento significativo en la incidencia de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados en todos los países donde se implementaron programas patrocinados por la ONU.

Como resultado, la ONU y las corporaciones farmacéuticas más tarde promovieron lo que ahora se conoce como el “derecho a decidir”, una campaña destinada a promover la legalización de los abortos en todo el continente.

Como se puede imaginar, hay cantidades considerables de dinero que se pueden hacer si el aborto se legaliza efectivamente.

Además, como sucedió en los Estados Unidos, donde se han abortado al menos 45 millones de niños de familias de bajos recursos, la ONU garantiza la muerte de millones de niños latinoamericanos no deseados; de ahí la despoblación latinoamericana.

El mismo tipo de políticas se adopta e implementa en África, donde las ONGs y fundaciones filantrópicas como la Fundación Bill & Melinda Gates promueven el uso de vacunas mortales en la mayoría de las poblaciones negras.

La Fundación Bill & Melinda Gates trabaja mano a mano con la ONU para atacar a las mujeres desinformadas en África.

Lo mismo se hace a través del programa Mundial de Alimentos, que entrega organismos genéticamente modificados en productos alimenticios.

Lo que me sorprendió en el caso de Medina es escuchar por su propia boca, a pesar de conocer el plan de muerte de las Naciones Unidas, cómo la ONU lleva a cabo sistemáticamente la despoblación bajo los auspicios de la salud familiar o la salud reproductiva.

Me sorprendió escuchar que la ONU, una organización que supuestamente defiende más a mujeres y niños, en realidad amenaza sus vidas al implementar prácticas que resultan en la muerte de mujeres y niños al tiempo que socavan la estructura social occidental.

Lo que escucharán y verán a continuación no es más que la verdad sobre el plan de las Naciones Unidas para llevar la muerte a América Latina a través de programas disfrazados de iniciativas de salud.

About the author: Luis R. Miranda

Luis Miranda is an award-winning journalist and the Founder and Editor of The Real Agenda News. His career spans over 20 years and almost every form of news media. He writes about environmentalism, geopolitics, globalisation, health, corporate control of government, immigration and banking cartels. Luis has worked as a news reporter, On-air personality for Live news programs, script writer, producer and co-producer on broadcast news.

Add a Comment