|Tuesday, September 17, 2019
You are here: Home » Español » El Estado Benefactor es el Estado de Guerra

El Estado Benefactor es el Estado de Guerra 


¿Alguna vez ha escuchado el término ‘rent seeker’? Yo nunca había oído hablar de él hasta la semana pasada. Pero resulta que, los que llevan esa etiqueta como su nombre han existido desde hace mucho, mucho tiempo. Según Ross Ashcroft, quien mencionó recientemente el término ‘rent seeker’ en un programa de TV, estas personas son quienes confiscan los bienes y la riqueza de otros para luego redistribuirlos a quien les convenga mejor.

Como demuestra la historia, los ‘buscadores de rentas’ han existido desde hace mucho tiempo, tanto en la extrema derecha como en la extrema izquierda. Si bien los ‘buscadores de rentas’ de extrema derecha son parte de un grupo más conocido como la Oligarquía, en el extremo izquierdo sus equivalentes son los que utilizan la burocracia para confiscar los recursos y la riqueza de los demás con el fin de lograr su sueño de ‘justicia social’.

Durante los últimos 100 años, el mundo occidental ha visto el reinado de ‘buscadores de rentas’ de la extrema derecha. Después de la adopción del sistema bancario de reserva fraccional como un modelo para el desarrollo, la extrema derecha comenzó su conquista de la mayor cantidad de recursos y riqueza que podrían sostener en sus manos con el fin de dárselos a sí mismos.

Mientras tanto, sobre todo en el mundo oriental, ‘buscadores de rentas’ de extrema izquierda adoptaron la otra cara de la misma moneda. Si bien los oligarcas occidentales acumularon riqueza en el llamado mundo desarrollado, en el este, ideologías obsoletas fueron usadas para engañar a la gente haciéndoles creer que el gobierno era el mejor gestor de los recursos y la riqueza. La idea fue vendida diciendo que un gobierno, autoritario o democrático, era más sabio con el uso de la tierra, el dinero y los medios de vida de las personas.

La ‘búsqueda de rentas’ incluye muchos tipos de prácticas que son comúnmente entendidas como ilegales, pero que por alguna razón se consideran legales si el gobierno las implementa o si el gobierno, influenciado por grupos de poder, crea excepciones para aquellos que pagan por campañas políticas, sobornos e influencias. Como habrá adivinado ya, hay mucho en común entre los ‘buscadores de rentas’ de extrema derecha y de extrema izquierda.

Mientras los ‘buscadores de rentas’ de extrema derecha se infiltran en el gobierno a través de la adquisición y la monopolización de los recursos, la riqueza y el poder, los ‘buscadores de rentas’ de extrema izquierda se instalan en el gobierno, desde donde confiscan el fruto del trabajo de los ciudadanos. Mientras que los ‘buscadores de rentas’ de extrema derecha extorsionan al pueblo de su propiedad de manera sigilosa, los ‘buscadores de rentas’ de extrema izquierda lo hacen por decreto presidencial.

Se podría decir que tanto los ‘buscadores de renta’ de extrema derecha como de extrema izquierda son dos cepas del mismo virus, que trabajan por separado para lograr un objetivo común que es el de desposeer a las personas de su propiedad, su riqueza y su influencia política, mientras que ambos grupos hacen progreso en todo el mundo para consolidar su poder.

Un análisis reciente publicado por la Universidad de Princeton, que estudia el equilibrio de poder entre las personas y grupos de ‘buscadores de rentas’, tanto de extrema derecha como de extrema izquierda, ayuda a iluminar este tema:

“El análisis multivariante indica que las élites económicas y los grupos organizados que representan los intereses comerciales tienen impactos independientes sustanciales en la política de gobierno de los EE.UU., mientras que los ciudadanos comunes y grupos de interés de masas tienen poca o ninguna influencia independiente. Los resultados [del estudio] proporcionan un importante apoyo para las teorías de que la Dominio Económico elitista y las teorías del Pluralismo Sesgado, pero no para las teorías de la Democracia Electoral Mayoritaria o del Pluralismo Mayoritario”.

¿Puede haber algo más claro que eso? Las élites políticas y económicas y sus grupos de poder siempre han estado en control, no sólo de la política gubernamental, a través de la cual controlan los pueblos del mundo, sino también de los grupos de interés más pequeñas que eventualmente son absorbidos en su dominio.

Como comenté en una red social, aunque el análisis de Princeton se centra en los Estados Unidos, el predominio de las élites políticas y económicas no se limita a América del Norte. “Esto no sucede sólo en Estados Unidos, sino en todos los países donde los ciudadanos se jactan de vivir en democracias y de ser libres. Vamos a ver si este estudio despierta a algunas personas de su sueño profundo.”

A menos que usted haya estado hibernando durante los últimos 7 años, debe ser muy claro ya que los ‘buscadores de rentas’ de extrema derecha han llevado a cabo la mayor redistribución de la riqueza en la historia de la civilización humana. Tras infiltrarse completamente en la banca y la industria, que ya gestionaban a través de su red corporativa, y después de comprar a los gobiernos de todo el mundo, los ‘buscadores de rentas’ eliminaron la legislación o crearon lagunas en las leyes existentes para llevar a cabo las prácticas más fraudulentas en el mundo financiero.

Usando algunas de las estafas más ingeniosas jamás inventadas, el sector bancario — controlado por los señores de la banca del sistema de reserva fraccional — tomaron ilegalmente posesión de ahorros, fondos de pensiones, oro y bienes de las personas en todo el mundo, especialmente en países como Grecia, Portugal, Ucrania, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y otros países europeos.

La Búsqueda de Rentas, el Estado Benefactor y el Estado de Guerra

Por cada lugar en el que no fueron capaces de robarle a la gente sus medios de subsistencia, los ‘buscadores de rentas’ de extrema derecha activaron sus equivalentes de extrema izquierda, y es aquí donde el Estado Benefactor se convirtió en el Estado de Guerra.

Aunque el término guerra es a menudo entendido como la aplicación de opresión militar contra un país o un grupo de personas, los ‘buscadores de rentas’ entendieron que la guerra de ese tipo ya no era útil, por lo que promulgaron la guerra social. Este nuevo concepto se basa en la idea de que si la gente está distraída peleando unos con otros, un grupo social en contra del otro, un grupo religioso contra el otro, un grupo económico en contra del otro, todos estos grupos se volverían más débiles y no podrían luchar contra el gobierno que los oprime.

El plan de la extrema derecha y la extrema izquierda funcionó a la perfección. En consecuencia, los blancos comenzaron a pelear con los negros, los negros comenzaron a pelear con los inmigrantes, los cristianos con los ateos, los pobres aprendieron a odiar a la clase media y la clase media cayó en la trampa de la élite al dar al gobierno más poder para supuestamente resolver sus problemas. Mientras la gente estaba ocupada odiándose mutuamente, los gobiernos crearon un sistema de soborno social y control social conocido como el Estado Benefactor. Este es utilizado para ejercer su poder sobre la mayoría de los ciudadanos. Estos pasaron de ser los señores a convertirse en los siervos.

El éxito del Gobierno para estafar a la gente en nombre de los ‘buscadores de rentas’ de extrema izquierda se basa en la fantasía de que un grupo de hombres y mujeres de la élite son mejores en la gestión de recursos y la riqueza de las personas. Recordemos que el gobierno es una entidad creada por el pueblo y en la teoría no posee nada. Es la legalidad que da la gente para que los represente lo que convierte al gobierno en lo que es: un representante nuestro. El poder del gobierno, por lo tanto, debe estar limitado por la voluntad del pueblo. En realidad, sin embargo, las cosas no funcionan de esa manera. El Gobierno ha crecido fuera de su propósito de servir para convertirse en el Señor y no en el sirviente que debe ser.

Después de algún tiempo, los representantes en el gobierno entendieron que la gente estaba satisfecha con lo que el gobierno decidía hacer. Para todos los efectos, la gente simplemente decidió confiar en los representantes del gobierno para llevar a cabo su responsabilidad. Mucho tiempo después, el gobierno llegó a ser tan descaradamente corrupto que ya no le importaba lo que la gente quería. Los representantes gubernamentales se convirtieron en individuos egoístas que más tarde se convirtieron en sirvientes ideológicos.

Mientras los ‘buscadores de rentas’ de extrema derecha creen que tienen derecho a monopolizar tanta riqueza y poder como sea posible, los ‘buscadores de rentas’ de extrema izquierda … bueno … creen lo mismo. La diferencia es que durante mucho tiempo, los ‘buscadores de rentas’ de extrema izquierda que seguían ideologías comunistas o socialistas utilizaron su ideología para estafar a la gente, para que no siguieran sus propias creencias, sino las de los ideólogos políticos y los partidos.

Pronto, ambos ‘buscadores de rentas’ de extrema derecha y de extrema izquierda comenzaron a trabajar juntos para mantener a las masas populares en la parte inferior de la pirámide, mientras confiscaban más y más riqueza, recursos y poder que luego redistribuyeron a sí mismos. Ambos grupos de ‘buscadores de rentas’ adoptaron la guerra social, como la principal herramienta para diezmar el poder de la gente para defenderse, incluso antes de que se dieran cuenta de que el gobierno — de cualquier tipo — ya no era su sirviente, sino su amo.

El gobierno tiene la ventaja cuando se trata de decidir lo que se hace, no sólo en teoría, sino en la práctica. Si a los ciudadanos no les gusta la forma en que el gobierno está manejando sus vidas y protestan, el gobierno tiene el poder de controlar los salarios, las pensiones, el acceso a los alimentos y el agua, el uso de los recursos naturales, los servicios de salud y casi cualquier otro aspecto sus vidas. El Gobierno aún tiene el poder de decidir qué parte del trabajo de una persona puede confiscar todos los meses! Tiene el poder de decidir qué parte de los negocios de una persona es capaz de controlar. Y para aquellos que no les gusta, el gobierno ahora también lleva a cabo no sólo el poder de crear dinero, que se utiliza para esclavizar aún más sus siervos, sino también el poder de responder a cualquier crítica o protesta con acciones armadas.

El Estado Benefactor y el Endeudamiento Perpetuo

En el siglo 20 y 21, los gobiernos aplican impuestos y el endeudamiento como las dos principales herramientas de control. Dada la incapacidad del gobierno para materializar todas las promesas vacías que los políticos hacen durante sus campañas, los políticos, bajo los auspicios de los ‘buscadores de rentas’ de extrema derecha comenzaron a pedir dinero prestado en cantidades cada vez mayores. La deuda comenzó a crecer fuera de control hasta que quedó claro para los gobiernos que nunca serían capaces de devolver los préstamos.

En muchos casos, los gobiernos estaban tan endeudados que tuvieron que declararse en bancarrota. Algunos ejemplos recientes de gobiernos en mora de su deuda son Yugoslavia, Zimbabue, Argentina, Grecia, Portugal, Francia e Italia. Aunque muchos lectores reconocerán inmediatamente que Italia, Portugal y Francia todavía no se han declarado en bancarrota oficialmente, la verdad es que para todos los efectos, los políticos han hecho de todo menos admitir oficialmente su incapacidad de pago.

Así, en la práctica, todos ellos han incumplido ya, puesto que la única salida para estos y muchos otros países de todo el mundo es aumentar su endeudamiento como una manera de mantenerse al día con su mismo endeudamiento. El colapso de los estados que recurren al endeudamiento perpetuo como una fuente de dinero para sobornar a sus ciudadanos está muy bien explicado en el corto documental de Doug Casey “Meltdown América” ?, donde él y sus entrevistados analizan los casos de Yugoslavia, Zimbabue, Argentina, y el ejemplo más reciente de cómo un país se derrumba como consecuencia de la aceleración en el endeudamiento: Estados Unidos.

Casey explica por qué Estados Unidos está condenado a convertirse en el próximo Argentina en un análisis escrito en su página web CaseyResearch.com. Según él:

” … Incluso si el gobierno [ EE.UU. ] decidiera confiscar el 100% de los ingresos de todas las personas y de todas las empresas y corporaciones de EE.UU., no sería suficiente para pagar esa deuda. “

Las consecuencias directas de la implementación exitosa del endeudamiento en todo el mundo fue el robo por parte de ‘buscadores de rentas’ de extrema derecha de casi todos los bienes y la riqueza de la gente mediante la transferencia del pago de intereses sobre la deuda de sus gobiernos a sus súbditos. Cualquier bien que los ‘buscadores de rentas’ no pudieron confiscar a través de su sistema de la deuda, se las arreglaron para confiscar a través del uso de su extrema izquierda. Un reciente ejemplo de esto es el caso del ranchero estadounidense, Cliven Bundy, quien se enfrentó a un grupo de matones militares estadounidenses enviados a su finca por el Gobierno Federal de los EE.UU. para robar su ganado y sus tierras por la fuerza. Los matones del gobierno estaban armados y en vestimenta militar. Ellos intimidaron, electrocutaron e intentaron amedrentar a Cliven Bundy y un grupo de seguidores que defendieron a Bundy con éxito — por ahora.

Aunque sobre el papel el Gobierno Federal de los EE.UU. quería desterrar a Bundy por no pagar impuestos por el uso de tierras supuestamente propiedad del gobierno — aunque como explique antes, el gobierno no posee nada –, la verdad es que no era el asunto de los impuestos lo que motivó el ataque militar en el rancho Bundy. Como informó la agencia de noticias Reuters y como enfatizaron otros medios de comunicación nacional de EE.UU., Harry Reid, el líder de la mayoría demócrata en el Senado de EE.UU., que ha llamado a Bundy y sus seguidores “terroristas domésticos”, está involucrado en el traspaso de las tierras del señor Bundy y la de otros 52 ganaderos, a una empresa china.

Como Doug Casey advierte en su artículo titulado El Día del Juicio de Estados Unidos se acerca, “es sólo cuestión de tiempo antes de que el gobierno aprieta el nudo de nuevo … no para pagar su enorme deuda, sino para atrasar el colapso inevitable.”

Este ejemplo, donde el gobierno estadounidense considera que es normal intimidar y oprimir a la gente, simplemente porque puede, es similar a lo que se hizo en los casos que citamos antes en Argentina, Yugoslavia y Zimbabue. Estos tres países junto con la mayor parte de Occidente están bajo el control político y financiero de los ‘buscadores de rentas’ globalistas que han estado confiscando sus recursos y riquezas durante mucho tiempo.

Después de la creación de las instituciones de Breton Woods, grupos como el Fondo Monetario Internacional se hicieron cargo del control de muchas naciones, ofreciendo préstamos con tasas de interés astronómicas, que el Fondo después demanda para que sean pagados en su totalidad de una sola vez. El resultado de esta acción es la quiebra instantánea del país endeudado.

Tras el colapso económico de la década de 1990, Argentina no está en mejor situación de lo que estaba en ese entonces. El país sudamericano tiene hoy una tasa de inflación de más del 70 %, con cifras de desempleo que son superiores a las de España. La mayoría de las naciones que aceptan el modelo de esclavitud perpetua del FMI no se benefician de los préstamos rápidos porque la mayor parte del dinero va a los bolsillos de políticos corruptos que ya son maestros en el mal manejo de las finanzas del país.

La ex Yugoslavia, un país que ya estaba debilitada por las diferencias religiosas y étnicas se rompió en una guerra civil después de que la gente no encontraba más alimentos en las tiendas y los bancos se negaron a entregar sus ahorros. En consecuencia, el país se fracturó en las regiones que más tarde se convirtieron en países. Yugoslavia y el genocidio llevado a cabo por la OTAN es un ejemplo de cómo los ‘buscadores de rentas’ globalistas engañan a las personas para que peleen unos contra los otros mediante la manipulación de desacuerdos religiosos y étnicos para su propio beneficio. De ahí el término “balcanización”.

Aunque atrocidades en masa fueron cometidas en los Balcanes en la década de 1990, las organizaciones internacionales como las Naciones Unidas, que están supuestamente encargadas de mediar en las zonas de conflicto del mundo no movieron ni un dedo para evitar que los niveles de genocidio llegaran a los niveles que se vieron en Yugoslavia. Miles de inocentes, hombres, mujeres y niños fueron innecesariamente y fríamente asesinados en los Balcanes y nadie tuvo que rendir cuentas.

“Argentina ha estado yendo cuesta abajo desde el final de la Segunda Guerra Mundial … ha sido una crisis tras otra “, dice Doug Casey. A finales de la década de 1990, ‘buscadores de rentas’ en el gobierno argentino habían mal administrado y corrompido la sociedad a un nivel tal que el único camino posible para el país era colapsar una vez más. En 2001, Argentina simplemente dejó de pagar su deuda de más de $ 132 mil millones. Como el caos estalló en las calles, el presidente De la Rúa estableció la Ley Marcial y con esto prendió la capital, Buenos Aires, en llamas. Este episodio se conoce comúnmente como los disturbios del FMI.

Además de tener que enfrentar la violencia en las calles, los argentinos tuvieron que lidiar con la realidad de no tener qué comer o dinero para comprar comida. Los bancos confiscaron las cuentas de ahorro en pesos y dólares y cuando el dinero fue devuelto a los titulares de cuentas el valor de su dinero se había diluido hasta casi desaparecer. Las cosas en Argentina empeoraron después que se dieron despidos masivos. En sólo un año, más del 50% de los argentinos estadísticamente Vivian bajo la línea de pobreza.

Por desgracia, los argentinos no aprendieron mucho de este episodio. Ellos han seguido eligiendo a políticos populistas que continúan haciendo promesas, diciendo que confiscarían los bienes de los ricos para dárselos a los pobres, la táctica más utilizada por los ‘buscadores de rentas’ de extrema izquierda. En un movimiento que es muy conocido en toda América Latina, el gobierno de Argentina confisca tierra, riqueza y los recursos de propietarios legítimos al tiempo que explica que dicha confiscación ayuda a hacer las cosas mejor para los más pobres.

“La razón por la que estas cosas no cambian se debe a los malos hábitos de los ciudadanos que esperan que el gobierno haga las cosas mejor, cuando lo único que el gobierno puede hacer es utilizar la coacción de algunos grupos contra otros”, dice Casey.

Mientras el Capitalismo — no la ‘búsqueda de rentas’ corporatista — ha sido en su mayor parte el único sistema capaz de crear una mayor igualdad en la historia, América Latina y Asia siempre han optado por ir hacia la izquierda. Irónicamente, es precisamente en regiones como América Latina y Asia donde los ciudadanos han sido más sacudidos por los gobiernos, que siempre han servido los intereses de ‘buscadores de rentas’ que lideran partidos políticos controlados por versiones falsas de ideologías comunistas y socialistas.

Por desgracia, las poblaciones más confiantes que han visto en el gobierno la clave para la solución de sus problemas han sido las que más sufrieron la opresión de los gobiernos que prometían todo, pero que no entregaron nada más que deuda y miseria. Por otro lado, los ‘buscadores de rentas’ de extrema derecha han manipulado bien a las clases media y media alta, embaucando a la gente hasta el punto de que creen que la dominación corporativista y el dinero fácil son deseables en nuestra sociedad moderna, donde lo más importante es salir adelante aunque se haga de manera inmoral o deshonesta.

En los siglos 20 y 21, los buscadores de renta’ de extrema derecha y extrema izquierda han convertido con éxito al Estado Benefactor en el Estado de Guerra. Han convertido la humanidad contra sí misma con una mezcla diabólica de control corporativo centralizado y la complicidad del gobierno.

Many people like you read and support The Real Agenda News’ independent, journalism than ever before. Different from other news organisations, we keep our journalism accessible to all.

The Real Agenda News is independent. Our journalism is free from commercial, religious or political bias. No one edits our editor. No one steers our opinion. Editorial independence is what makes our journalism different at a time when factual, honest reporting is lacking elsewhere.

In exchange for this, we simply ask that you read, like and share all articles. This support enables us to keep working as we do.

About the author: Luis R. Miranda

Luis Miranda is an award-winning journalist and the Founder and Editor of The Real Agenda News. His career spans over 20 years and almost every form of news media. He writes about environmentalism, geopolitics, globalisation, health, corporate control of government, immigration and banking cartels. Luis has worked as a news reporter, On-air personality for Live news programs, script writer, producer and co-producer on broadcast news.

Add a Comment