Nadie que entienda la importancia que nuestro medio ambiente tiene para nuestra supervivencia podría negar nuestra obligación de utilizar los recursos de una manera inteligente, preservandolo para las generaciones futuras.

Hacer un uso adecuado del medio ambiente y los recursos que ofrece para la supervivencia es lo que atrajo la atención de la gente hacia el ambientalismo. Sin embargo, en el camino a preservar el estado prístino del planeta, algunos supuestos ambientalistas decidieron tomar una visión diferente.

Mientras que su mensaje sigue siendo el de preservar un planeta limpio, sus acciones han tomaron otro camino. Su plan ya no es preservar los recursos naturales, de manera que estén a disposición de la mayoría y de las generaciones futuras, sino despojar a las personas ade sus derechos a la propiedad privada y empeorar sus niveles de vida.

Cualquier cosa, desde la producción de alimentos a las tasas de natalidad es presa fácil de aquellos que impulsan las directivas emitidas en el Programa de las Naciones Unidas conocido como Agenda 21 y su mejor aliado, el desarrollo sostenible, que están sigilosamente y negativamente afectando la vida de las personas en todas partes del planeta.

Al copiar y hacer cumplir las políticas adoptadas del modelo soviético de control gubernamental, los esfuerzos de las Naciones Unidas para frenar el derecho del pueblo a poseer una casa, conducir libremente por su país y consumir carne, si lo desean, están atando las manos de los ciudadanos y fortaleciendo el poder del gobierno para decidir qué tipo de vida debemos vivir.

La pregunta es cómo es que la Agenda 21 y el llamado desarrollo sostenible afectan a las personas y cómo le afecta a usted, no importa donde usted vive.

[media url=”https://www.youtube.com/watch?v=OzoN0IQsTAE” width=”650″ height=”400″]

Uno de los hechos más escalofriantes sobre la Agenda 21 y las políticas de desarrollo sostenible es su intención de reducir drásticamente la población mundial por la fuerza.

La política de un solo hijo en China, que es parte de la agenda de despoblación en ese país, ha causado que el gobierno reconsidere sus políticas de natalidad dada la disminución radical de la población que tal política ha causado.

El modelo chino de despoblación y el control de la población es visto por los gobiernos de todo el mundo como una forma deseable de limitar las tasas de natalidad.

En otros países, la despoblación ha tomado una forma diferente. Los gobiernos han utilizado armas silenciosas en una guerra silenciosa contra sus pueblos.

Campañas y políticas que en la superficie parecen ser beneficiosas para la salud de las personas y el bienestar, tales como la anticoncepción y el aborto, son meras fachadas para la despoblación masiva y la esterilización de hombres y mujeres.

La agenda de despoblación, como se explica en el siguiente video, se ha apoderado de los programas escolares, donde a los niños se les enseña que la humanidad es un cáncer, y que, por lo tanto, deben existir limitaciones en las tasas de natalidad via esterilización forzada con químicos en el agua y los alimentos, así como que no se debe permitir que las personas vivan demasiado tiempo. Esto, dicen los ‘expertos’,  debe ser realizado si queremos salvar el medio ambiente y el planeta.

[media url=”https://www.youtube.com/watch?v=2MQlIpJ2lmM” width=”650″ height=”400″]

La Agenda 21 y las denominadas políticas de desarrollo sostenible han estado infiltrando comunidades locales de todo el mundo durante décadas, desde su creación en 1992. Desde entonces, grupos de personas han sido convertidos en fiscalizadores de las nuevas políticas para verificar que la Agenda 21 esté siendo implementada sin ningún retraso en todo el planeta.

El desarrollo urbano, el transporte, el crecimiento económico, las tasas de natalidad y la propiedad privada están siendo restringidas por agencias gubernamentales que están trabajando con la ONU para reducir los niveles de vida en todas partes.

Otros aspectos de la vida humana que son limitados por la Agenda y las políticas de desarrollo sostenible incluyen el acceso a la tierra, el traslado de personas de zonas rurales a las ciudades, donde puedan estar bajo el control del gobierno, restricciones en el uso del agua, aumentos en el precio de los combustibles para limitar la circulación de vehículos y por supuesto la imposición de impuestos sobre todas las formas de actividad humana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like

The middle class that vanished

  One of the giants of the South experiences the highest rates…

The TB pandemic that nobody sees, but that kills millions a year

  31.8 million people will have died by 2030 if tuberculosis is…