Democracia es siempre un estado de gobierno deseado a menos que se interponga en los planes políticos de algún gobernante.

Hombres y mujeres con poder político que se dicen defensores de la democracia en realidad usan su poder político y militar para destruir países y regiones cuyos gobiernos han sido electos democráticamente, por voto directo.

En otros casos, los mismos gobernantes democráticamente electos son los que se interponen entre los ciudadanos y el ejercicio de la democracia.

En España esto no es diferente. El país es gobernado por un grupo de políticos que ha hecho todo lo que está en su poder para entregar la soberanía de su país a la oligarquía Europea, contradiciendo así su función y violando directamente las leyes de su país.

Eso sí, cuando los ciudadanos requieren de la asistencia gubernamental para decidir su propio futuro por medio del voto directo en un referendo, los políticos que dicen estar a favor de la democracia no sólo se oponen al ejercicio de los derechos constitucionales, sino que bloquean cualquier negociación cuyo objetivo sea la autodeterminación.

Hay al menos tres o cuatro regiones en Espana cuyos ciudadanos desean emanciparse del control ejercido desde Madrid, pero debido a la cobardía de sus políticos y la opresión política del gobierno central, estas regiones autónomas han sido estigmatizadas hasta ahora como separatistas, bribones y anti democráticos que según el gobierno de Mariano Rajoy quieren minar la democracia española.

Recientemente tuve la oportunidad de cuestionar a un miembro del personal de la administración Rajoy encargado de divulgar sus políticas en redes sociales, pero que no quiso divulgar su nombre.

El funcionário si intentó responder a algunas de las preguntas referentes al porqué de la oposición a la autodeterminación catalana.

Al inicio del intercambio le pregunte a este miembro de la administración sobre el último intento de los catalanes de realizar un referendo para decidir sobre su emancipación.

Luis R. Miranda: No es la autodeterminación la base de todo sistema democrático?

Administracion Rajoy: La consulta de autodeterminación sobre la que comentamos, ni por su objeto, ni por el procedimiento seguido, es compatible con la Constitución, que en su artículo primero consagra que la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado. Además, la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española y, por tanto, cualquier intento de disolverla es radicalmente contrario a ella. Por este motivo, el derecho a votar y a decidir sobre lo que nos ocupa no se puede atribuir unilateralmente a una Comunidad Autónoma, negándoselo al resto de la Nación. A nadie se le impide hablar o expresar su voluntad, pero lo que se no se puede permitir es que la voluntad de una parte prive de sus derechos al conjunto.

Vale decir que en este testimonio, la administración reconoce que los poderes del Estado emanan del pueblo, aunque a la hora de que el pueblo intenta activar ese poder, los políticos como Rajoy lo hacen imposible.

El funcionário acusa a los catalanes de querer negar al resto de España su derecho a la autodeterminación, lo cual es falso. Ni el referendo catalán ni su posible independencia niegan a ninguna otra comunidad sus derechos. Además, la Comunidad Autónoma de Cataluña no se está atribuyendo ningún poder excepcional.

Luis R. Miranda: Acaso la administración Rajoy prefiere defender la existencia de una ley que limita la autodeterminación en lugar de impulsar el derecho de los ciudadanos a decidir por sí mismos? No es cierto que un gobierno que es democráticamente electo tiene la necesidad y obligación legal de ser el conducto para que quienes lo eligieron puedan realizarse como personas y ciudadanos?

Administracion Rajoy: En democracia, es verdad, la última palabra la tienen las personas y éstas eligen libremente los gobiernos que quieren que les representen y formar sus parlamentos; y éstos aprueban leyes en el ámbito de sus responsabilidades que son válidas para todos. Democracia y Ley, claro que sí. Democracia y Ley sinónimos de libertad, seguridad y garantía de igualdad para todos.

Luis R. Miranda: Pero no ha sido la administracion Rajoy un obstáculo para que los catalanes elijan su futuro de manera democrática? El senor Rajoy se ha opuesto a dialogar y no ha presentado ninguna opción para que los catalanes se emancipen. Porque?

Administracion Rajoy: No puede haber diálogo fuera de los cauces de la Ley; no puede haberlo desde el órdago y la imposición. Debe haberlo con espíritu de moderación, mostrando predisposición al entendimiento y siendo todos capaces de compatibilizar los gestos de generosidad y lealtad. El Gobierno siempre ha estado dispuesto a ello y seguirá tendiendo puentes de diálogo desde el convencimiento de que todo avance es posible y todo cambio a mejor susceptible de debate, pero debe ser dentro del marco seguro que nos ofrece la legalidad. Estaremos de acuerdo en algo: es sobre la base del diálogo desde la que debemos estrechar lazos. Para ello, es necesario abandonar unas actitudes y reforzar otras; es necesario abandonar la imposición y buscar soluciones realistas desde el convencimiento de que la pluralidad nos aproxima, nos enriquece y nos complementa.

En este momento me di cuenta que la administración Rajoy, si efectivamente su posición es la sostenida por este representante, dice una cosa y hace otra.

Mientras se pide “moderación y predisposición al entendimiento“, Rajoy intenta imponer su doctrina. Mientras Rajoy pide “gestos de generosidad y lealtad” su administración da la espalda al diálogo. Mientras Rajoy pide que todo se haga “dentro del marco de la legalidad” , su administración amenaza al pueblo catalán y a sus líderes políticos con cárcel y con la fuerza.

Rajoy habla de democracia y valores democráticos como la base para la justicia y el convivio mientras que limita los derechos democráticos de sus propios ciudadanos porque para este gobierno es mas importante hacer las cosas a su manera que dialogar, solucionar problemas y dejar que los ciudadanos que han elegido a sus representantes ahoran elijan llamar a un referendo pro-independencia.

Lo que parece existir es una confusión en la administración Rajoy, cuyos miembros, comenzando por el Presidente, no entienden que ellos no son quien para decir que se hace y que no.

El gobierno no es la Ley.

No se puede decir que se defiende la democracia mientras se obstaculizan procesos democráticos. Además, democracia no es igualdad para todos.

Democracia es el gobierno de la mayoría, por la mayoría y para la mayoría.

Democracia tampoco es garantía de justicia, ya que al elegir a un presidente o un gobierno, la mayoría impone su voluntad en la minoría.

Pero hasta para el Presidente Rajoy, quien se autoproclama defensor de la democracia, la mayoría catalana no tiene derecho a votar para decidir su futuro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like

The middle class that vanished

  One of the giants of the South experiences the highest rates…

The TB pandemic that nobody sees, but that kills millions a year

  31.8 million people will have died by 2030 if tuberculosis is…