Al menos tres pacientes chinos han muerto como consecuencia de una infección causada por la nueva cepa de influenza y los científicos ya están pidiendo un mayor estado de alerta teniendo en cuenta lo que la cepa es capaz de hacer.

El virus H7N9, que parece no ser capaz de matar a los animales, es mortal en los seres humanos. La cepa H7N9 no se ha visto antes, y parece utilizar a los animales como una plataforma de lanzamiento para infectar a las personas. Los científicos se refieren a él como un virus con el potencial de tener importancia para la salud pública.

“Los científicos chinos deben ser felicitados por la velocidad con la que identificaron el virus H7N9”, escriben sus homólogos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Esto es así, debido a que los científicos chinos lograron secuenciar el genoma viral completo para luego hacerlo público y accesible para que otros científicos puedan investigar más. “Debido a que este virus H7N9 no se ha detectado en humanos o animales previamente, la situación plantea muchas preguntas urgentes asi como preocupaciones de salud pública.”

Los científicos ahora se concentran en analizar si el virus tiene alguna posibilidad de saltar de una persona a otra, o si su capacidad de propagación se limita a pasar de un animal infectado a una persona. Si la primera hipótesis es cierta, sentaría las bases para una potencial pandemia mundial con propagacion “sostenida de humano a humano”. Los científicos también están trabajando en la dinámica de transmisión del virus, los modos usados para transmitirse, el número reproductivo básico, y el período de incubación de la cepa del virus.

[pullquote align=”left”]Síntomas de los pacientes incluyen neumonía fuerte, insuficiencia respiratoria, síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA), shock séptico, insuficiencia multiorgánica, rabdomiolisis y encefalopatía.[/pullquote]”Es posible que estos pacientes gravemente enfermos representen la punta del iceberg y que hay muchas más infecciones leves y asintomáticas aún sin ser detectados”, reza un comunicado de la CDC. “Determinar el espectro de la enfermedad nos ayudará a comprender el alcance del problema y evaluar la gravedad”.

Parece que una gran parte de la comunidad científica dedica gran parte de su tiempo al estudio de la infección por el virus H7N9, especialmente su progreso en las personas que fueron hospitalizadas al ser sospechas de estar infectados por el virus H7N9 o de los pacientes que ingresan en un hospital con dificultad respiratoria grave.

Como se suele hacer, los profesionales de la salud también controlar los contactos que los pacientes infectados por el H7N9 tuvieron con familiares u otros trabajadores de la salud que proporcionaron atención a pacientes con H7N9. Los científicos creen el establecer la cadena de contacto les permite determinar si la transmisión de virus H7N9 está teniendo lugar realmente, o si es limitada o nula.

También pueden determinar si las personas que han sido expuestas al virus durante largos períodos de tiempo son más susceptibles a las agrupaciones de IAAP H5N1. “Hasta el momento, la información proporcionada por las autoridades de salud chinas proporcionan tranquilidad porque la infección sostenida de humano a humano no está ocurriendo”.

Según la CDC, los científicos chinos que han tratado a pacientes con H7N9, han visto características genéticas que son de interés para la salud pública. “La secuencia de hemaglutinina (HA) muestra datos que sugieren que estos virus H7N9 es un tipo de influenza aviar de baja patogenicidad y que la infección de las aves silvestres y de corral da lugar a una enfermedad aviar asintomática o leve, que puede conducir a una “silenciosa” pero generalizada infección epizoótica en China y en los países vecinos “.

Si la infección por virus H7N9 es principalmente zoonótica, la transmisión de animales a humanos puede ser aún más difícil de detectar ya que la exposición a animales infectados que no presentan síntomas de la enfermedad silenciosamente se la pasan a los seres humanos inocentes. Pero si la infección es a través del virus de la influenza aviar altamente patógena como el H5N1, las consecuencias serán más visibles, con pollos infectados que enferman y mueren más rápidamente.

“Las secuencias de genes también indican que estos virus pueden adaptarse mejor que otros virus de la gripe aviar que infectan a los mamíferos”, dice el CDC.

[quote style=”1″]Por ejemplo, la presencia de Q226L en la proteína HA se ha asociado con una reducción de la unión a los receptores de tipo aviar que llevan ácidos siálicos ligados a la galactosa por enlaces ?-2, 3 que se encuentran en la parte inferior del tracto respiratorio humano, y, potencialmente, una mayor capacidad para unirse a los receptores de los mamíferos que llevan ácidos siálicos ligados a la galactosa por enlaces ?-2, 6 situados en la parte superior del tracto respiratório humano.

Igualmente preocupante es que Q226L en HA, se ha demostrado, que se asocia con la transmisión de los virus de influenza aviar altamente patógena H5N1 por gotitas respiratorias en hurones, uno de los modelos animales para evaluar la patogenicidad y la transmisibilidad de la influenza viruses. Estos virus H7N9 también poseen la sustitución E627K en la proteína PB2, que también ha sido asociado con la adaptación al sistema respiratório mamífero, por ejemplo en las gotículas de la transmisión del virus de la gripe aviar H5N1 en hurones.[/quote]

Como se ha explicado antes, el virus H7N9 es una nueva cepa de la familia de los virus de influenza que contiene genes de un virus ancestral aviar H7N9 y otros seis genes del virus H9N2. Una buena pregunta para hacerse es si esta mezcla puede haberse producido de forma natural o si tuvo alguna ayuda de alguien o algo.

Por ahora, los huéspedes animales para la propagación del virus H7N9 parecen ser sólo las aves, pero se debe determinar si el virus tiene la capacidad de infectar a otros animales tales como cerdos, que son conocidos como portadores de infecciones zoonóticas.

Los científicos también han observado que el virus es resistente a los adamantanos antivirales y que tiene cierta susceptibilidad a inhibidores de la neuraminidasa. Pero como es común en la ciencia, los investigadores no saben todavía si la resistencia es el resultado de la novedad virus o si está asociada con el uso de Oseltamivir para el tratamiento de pacientes infectados. La vigilancia continua es crucial para evaluar la aparición y prevalencia del virus H7N9 que es resistente a los antivirales disponibles.

Los tres pacientes que fueron víctimas del nuevo virus coincidieron en su estado clínico de neumonía fuerte, insuficiencia respiratoria, síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA), shock séptico, insuficiencia multiorgánica, rabdomiolisis y encefalopatía. Se estima que si estos tres pacientes hubieran recibido tratamiento con Oseltamivir rapidamente, podrían haber tenido una mejor oportunidad de sobrevivir a la enfermedad, pero Oseltamivir sólo se administró en el día 7 u 8 después que la infección fue detectada.

Por el momento, ya que el vírus H7N9 nunca ha afectado a los seres humanos, los científicos no tienen ni idea de si el virus afectará a todas las personas, o si va a limitar sus efectos a ciertas personas de acuerdo a su edad, salud, sexo o cualquier otra variable. Un análisis publicado por el CDC estableció que las vacunas existentes pueden no ser capazes de actuar contra el vírus por lo que algunos países y compañías farmacéuticas están trabajando día y noche para producir una nueva vacuna.

Los científicos ya están urgiendo para que personas voluntariamente participen como conejillos de indias para probar la nueva vacuna, diciendo que dado que “las vacunas H7 son poco inmunogénicas en seres humanos, nuevos ensayos clínicos serán necesarios para evaluar la seguridad e inmunogenicidad de la vacuna H7N9.”

Al final de su declaración, el CDC uso la oportunidad para dar a entender que una nueva pandemia puede estar más cerca de lo que todos piensan: “La detección de infecciones por el virus H7N9 en humanos es otro recordatorio de que debemos seguir preparándonos para la próxima pandemia de influenza. “

2 comments
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like

Las víctimas de la Plandemia somos los que estamos vivos

El 80 por ciento de los muertos atribuidos a la plandemia son…

El virus es real, la pandemia no tanto

Al igual que el virus, todos los que difunden mentiras sobre COVID…

Black Lives Matter y Antifa se apoderan de Brasil

  Era de esperarse. La violencia usada con tanto éxito en los…