Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
01 de Diciembre, 2011

Decenas de empresas en una industria no regulada que se localizan principalmente en países desarrollados proveen tecnologías a agencias militares y gubernamentales. Esta tecnología permite a las agencias espiar en computadoras y teléfonos así como crear huellas vocales e identificar el paradero de cualquier persona.

Wikileaks ha publicado la primera parte de la información confidencial que revela un sistema completo de espionaje mundial operando en 25 países. El fundador del sitio Wikileaks, Julian Assange ofreció una conferencia de prensa, revelando los secretos de la industria.

El sitio ha publicado unos 287 documentos en su enorme base de datos, obtenidos de 60 contratistas de inteligencia internacional. La base de datos incluye documentos internos de empresas tales como la Gamma en el Reino Unido, Ipoque de Alemania, Amesys y VUPEN en Francia, VASTech en Sudáfrica, ZTE Corp en China, Phoenexia en la República Checa, SS8 y Blue Coat en los EE.UU., entre otros.

Este es sólo el primer paso por parte de la organización WikiLeaks en su proyecto de publicación de archivos, creado para exponer a las compañías que están haciendo miles de millones de dólares vendiendo herramientas de espionaje para rastrear actividad en computadoras y telefonos celulares. La industria está completamente desregulada y la tecnología moderna creada por las empresas comerciales en los países desarrollados puede encontrar fácilmente su camino a cualquier país del mundo.

Según los datos filtrados, los dispositivos producidos por británicos, franceses, sudafricanos, y la corporación china fueron utilizados por los regímenes de Mubarak en Egipto y Gadafi en Libia para seguir y controlar cada movimiento de los ciudadanos de esos estados.

“Las agencias de inteligencia, las fuerzas militares y policiales son capaces de silenciosamente, y en masa, interceptar secretamente y archivar información sin la ayuda o el conocimiento de los proveedores de telecomunicaciones”, dice el comunicado oficial de WikiLeaks. “La ubicación física de los usuarios puede ser encontrada a través de sus teléfonos móviles, incluso en su modo de stand by o apagado”.

Los programas creados por las empresas de espionaje son capaces de ‘secuestrar’ los ordenadores personales y teléfonos móviles populares, incluyendo aquellos con sistemas operativos Android, iOS y Blackberry.

Otra rama de la industria son las herramientas de reconocimiento de voz, que ayudan a identificar y localizar a un individuo por su única “huella de voz”. La CIA, se cree, utiliza estas herramientas para el análisis de datos de voz recogidos por aviones no tripulados Predator en el Medio Oriente y la identificación de la ubicación exacta de los individuos más buscados.

En la nueva realidad no hay necesidad de que los servicios de inteligencia se centren en localizar a un individuo de interés. Ellos tienen acceso a la información pertinente sobre cualquier persona sensible, en los que pueden llegar a interesarse en el futuro.

Los documentos desclasificados están disponibles en el sitio web oficial del proyecto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like

Las víctimas de la Plandemia somos los que estamos vivos

El 80 por ciento de los muertos atribuidos a la plandemia son…

El virus es real, la pandemia no tanto

Al igual que el virus, todos los que difunden mentiras sobre COVID…