|Tuesday, September 25, 2018
You are here: Home » Español » Estados Unidos no tiene intención de acabar con Epidemia de Heroína

Estados Unidos no tiene intención de acabar con Epidemia de Heroína 


Heroína

✓ La adicción a la heroína en E.E.U.U. pasa por México, pero se origina en Afganistán.

✓ La adicción a la heroína en E.E.U.U. es causada por la guerra contra Afganistán.

En su discurso del Estado de la Unión 2018, el presidente Trump expresó su preocupación con respecto tanto a la crisis de los opiáceos como al dramático aumento de la adicción a la heroína en los Estados Unidos, sin analizar las causas subyacentes.

Trump dijo:

… “En 2016, perdimos a 64,000 estadounidenses por sobredosis de drogas: 174 muertes por día. Siete por hora. Debemos ser mucho más estrictos con los traficantes de drogas si vamos a tener éxito en detener este flagelo. Mi administración está comprometida a luchar contra la epidemia de drogas y a ayudar a obtener tratamiento para quienes lo necesitan. La lucha será larga y difícil, pero, como siempre hacen los estadounidenses, prevaleceremos “. (Trump State of the Union, énfasis añadido)

Trump trae a primer plano la historia de la familia Holets de Nuevo México:

“Ryan Holets tiene 27 años y es oficial del Departamento de Policía de Albuquerque. Él está aquí esta noche con su esposa Rebecca. El año pasado, Ryan estaba de servicio cuando vio a una mujer embarazada y sin hogar que se preparaba para inyectarse heroína. Cuando Ryan le dijo que iba a dañar a su bebé por nacer, ella comenzó a llorar. Ella le dijo que no sabía a dónde acudir, pero deseaba desesperadamente un hogar seguro para su bebé.

En ese momento, Ryan dijo que sintió que Dios le hablaba: “Lo harás, porque puedes”. Sacó una foto de su esposa y sus cuatro hijos. Luego, se fue a su casa a contarle a su esposa Rebecca. En un instante, ella concordó adoptar. Los Holets llamaron a su nueva hija Hope.

Ryan y Rebecca: encarnan la bondad de nuestra nación. Gracias, y felicidades. “(Trump State of the Union, énfasis añadido)

Hermosa narrativa. Ryan fue entrevistado en CNN. Mientras él y su familia toman una postura valiente contra la adicción a la heroína, Trump arroja lágrimas de cocodrilo.

Si bien Trump reconoce que “hay una epidemia de drogas de la que nunca hemos visto en este país”, su plan nacional de emergencia de salud pública no aborda las causas subyacentes.

Ser “más duros con los traficantes de drogas y los camellos” que participan en la venta minorista de heroína no resuelve la crisis de las drogas.

La verdad no expresada es que el aumento en la adicción a la heroína en Estados Unidos ha sido encabezado por la invasión liderada por Estados Unidos a Afganistán en octubre de 2001.

Afganistán bajo ocupación militar de los EE. UU. Produce aproximadamente el 90% del suministro ilegal mundial de opio que se usa para producir heroína.

La producción de opio en Afganistán registró un aumento de 49 veces desde 2001. En 2017, la producción de opio en Afganistán bajo ocupación militar de los EE. UU. Alcanzó las 9000 toneladas métricas.

El programa de erradicación del opio talibán

Apenas reconocido por los principales medios de comunicación, en 2000-2001 el gobierno talibán -con el apoyo de las Naciones Unidas (UNODC) – implementó una prohibición exitosa sobre el cultivo de amapola.

La producción de opio que se utiliza para producir heroína de grado 4 y sus derivados disminuyó en más del 90 por ciento en 2001. La producción de opio en 2001 fue del orden de 185 toneladas.

Vale la pena señalar que la UNODC felicitó al Gobierno talibán por su exitoso programa de erradicación del opio.

La producción de este año [2001] es de alrededor de 185 toneladas. Esto es por debajo de las 3300 toneladas del año anterior [2000], una disminución de más del 94 por ciento. En comparación con la cosecha récord de 4700 toneladas hace dos años, la disminución supera con creces el 97 por ciento.

Cualquier disminución en el cultivo ilícito es bienvenida, especialmente en casos como este cuando no hubo desplazamiento, localmente o en otros países, para debilitar el logro “.

(Palabras en nombre del Director Ejecutivo de la ONUDD en la Asamblea General de las Naciones Unidas, octubre de 2001)

El gobierno talibán había contribuido a desestabilizar literalmente el multimillonario comercio mundial de heroína.

¿Qué motivó la guerra liderada por Estados Unidos contra Afganistán, que se había planeado varios meses antes de los ataques del 11 de septiembre?

¿Sirvió la guerra entre Estados Unidos y la OTAN contra Afganistán para restablecer el comercio ilícito de heroína?

Inmediatamente después de la invasión (7 de octubre de 2001) y de la ocupación de Afganistán por las tropas de Estados Unidos y la OTAN, la producción de opio recuperó sus niveles históricos. (un aumento de más de nueve veces en 2002).

Desde 2001, según la UNODC, la producción de opio se ha multiplicado por 49, alcanzando las 9000 toneladas métricas en 2017. (Ver figura 1 a continuación)

Adicción a la heroína en los Estados Unidos

Habían 189,000 usuarios de heroína en los EE. UU. en 2001, antes de la invasión de Afganistán y para 2012-13, había 3800 millones de usuarios.

Según un estudio de la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, al extrapolar las cifras de 2012-2013 (ver el gráfico a continuación), se puede confirmar razonablemente que el número de usuarios de heroína en la actualidad (incluidos los adictos y los usuarios casuales) es muy superior a los cuatro millones.

En 2001, 1,779 estadounidenses murieron como resultado de una sobredosis de heroína. Para 2016, la cantidad de estadounidenses que murieron como resultado de la adicción a la heroína se disparó a 15,446. (ver gráfico a continuación)

“Mi Administración está comprometida a luchar contra la epidemia de drogas”, dice Donald Trump.

Mi mensaje a Donald Trump: Esas vidas se habrían salvado si los EE. UU. y sus aliados de la OTAN no hubieran invadido y ocupado Afganistán.

Fuente: Instituto Nacional de Abuso de Drogas

Desde 2001, el uso de heroína en los EE. UU. ha aumentado más de 20 veces

¿Existe una correlación entre la adicción a la heroína en los Estados Unidos y el dramático aumento en la producción de opio que ocurrió inmediatamente después de la invasión de los Estados Unidos y la OTAN en octubre de 2001?

¿Quién protege las exportaciones de opio de Afganistán?

Está ampliamente documentada, la CIA estableció la economía del opio en Afganistán en 1979.

Como se revela en los escándalos Irán-Contra y el Banco de Comercio y Crédito Internacional (BCCI), las operaciones encubiertas de la CIA en apoyo de los muyahidines afganos se habían financiado a través del lavado de dinero de la droga.

El “dinero sucio” se recicló -mediante una serie de instituciones bancarias (en el Medio Oriente) y compañías anónimas de la CIA- en “dinero encubierto”, utilizado para financiar a varios grupos insurgentes durante la guerra soviético-afgana, y su secuelas.

De acuerdo con un informe de 1991 Time Magazine:

“Debido a que Estados Unidos quería abastecer a los rebeldes muyahidines en Afganistán con misiles Stinger y otros equipos militares, necesitaba la plena cooperación de Pakistán”.

A mediados de la década de 1980, la operación de la CIA en Islamabad era una de las estaciones de inteligencia estadounidenses más grandes del mundo.

“Si el BCCI es tan embarazoso para los EE. UU. porque no se están llevando a cabo investigaciones directas, tiene mucho que ver con la vista gorda que Estados Unidos recurrió al tráfico de heroína en Pakistán”, dijo un oficial de inteligencia estadounidense. (“The Dirtiest Bank of All”, Time, 29 de julio de 1991, p. 22. énfasis agregado)

El estudio de Alfred McCoy confirma que dentro de los dos años posteriores a la embestida de la operación encubierta de la CIA en Afganistán en 1979,

“Las tierras fronterizas entre Pakistán y Afganistán se convirtieron en el principal productor de heroína del mundo, suministrando el 60 por ciento de la demanda de EE. UU. En Pakistán, la población adicta a la heroína pasó de casi cero en 1979 a 1,2 millones en 1985, un aumento mucho más pronunciado que en cualquier otra nación “.

“Los activos de la CIA nuevamente controlaron este comercio de heroína. Cuando las guerrillas Mujahideen tomaron territorio dentro de Afganistán, ordenaron a los campesinos plantar opio como un impuesto revolucionario. Al otro lado de la frontera, en Pakistán, los líderes afganos y los sindicatos locales bajo la protección de la Inteligencia de Pakistán operaban cientos de laboratorios de heroína. Durante esta década de amplio comercio de drogas, la Agencia de Estados Unidos para el Control de Drogas en Islamabad no instigó grandes decomisos o arrestos. (Alfred McCoy, Drug Fallout: Compilación de Cuarenta Años de la CIA en el Comercio de Narcóticos. The Progressive, 1 de agosto de 1997).

Heroína: “La oferta crea su propia demanda”

Mientras que el número de usuarios de heroína en Estados Unidos ha aumentado unas 20 veces (2001-2016), el cultivo y producción de opio utilizado para producir heroína aumentó 41 veces (2001-2017): 8000 hectáreas en 2001 aumentó a 328,000 hectáreas en 2017.

En 2017, irónicamente coincidiendo con la afluencia de más tropas estadounidenses a Afganistán, las áreas bajo cultivo, según UNODC aumentaron en un 83 por ciento en un solo año (ver la Figura 1 anterior)

Si bien la relación oferta-demanda es compleja, el dramático aumento en el consumo de heroína no habría sido posible sin un aumento concurrente en la producción de opio de 183 toneladas métricas en 2001 a un estimado de 9,000 toneladas métricas en 2017 (un aumento de 49 veces) en relación a 2001).

Es lógico que el aumento en el consumo de heroína no podría haber ocurrido sin un aumento correspondiente en la producción de opio.

Sobra decir que el tráfico de drogas es una operación multimillonaria que ha sido respaldada por sucesivas administraciones de los Estados Unidos. La verdad tácita es que la política exterior de EE. UU. respalda este lucrativo negocio:

El negocio de la heroína no está “llenando los cofres de los talibanes”, como afirman el gobierno de EE. UU. y la comunidad internacional: ¡todo lo contrario!

El producto de este comercio ilegal es la fuente de la formación de riqueza, en gran parte cosechada por poderosos intereses comerciales / criminales dentro de los países occidentales. …

La toma de decisiones en el Departamento de Estado de EE. UU., la CIA y el Pentágono es fundamental para respaldar este comercio multimillonario altamente rentable, el tercero en valor de los productos básicos después del petróleo y el comercio de armas (Michel Chossudovsky, The Spoils of War, Multibillion Dollar Heroin Trade de Afganistan). , Global Research, mayo de 2005)

La ONUDD confirma en su Informe 2017 que: “Solo una pequeña parte de los ingresos generados por el cultivo y el tráfico de opiáceos afganos llega a los grupos afganos de narcotráfico.

Se hacen muchos más miles de millones de dólares del tráfico de opiáceos en los principales mercados de consumo, principalmente en Europa y Asia.

“Las ganancias generadas por 9000 toneladas métricas de opio son colosales, en cientos de miles de millones. 9000 toneladas producen 900 toneladas de heroína pura.

Estos ingresos globales se acumulan para los sindicatos de negocios, agencias de inteligencia, crimen organizado, instituciones financieras, mayoristas, minoristas, etc. involucrados directa o indirectamente en el tráfico de drogas.

Además, una gran proporción del lavado de dinero global según lo estimado por el FMI está vinculado al comercio de narcóticos.

El tráfico de drogas constituye “el tercer producto mundial más grande en términos de efectivo después del petróleo y el comercio de armas.

¿Se están utilizando aviones militares de EE. UU. para exportar opiáceos fuera de Afganistán?

Las fuerzas de ocupación estadounidenses han sido instruidas para hacer la vista gorda. de acuerdo con Abby Martin:

“… no hay pruebas concluyentes de que la CIA esté transportando opio físicamente de Afganistán. Sin embargo, es difícil creer que una región bajo ocupación militar estadounidense -con puestos de vigilancia y drones de vigilancia que monitorean las montañas de Tora Bora- ​​no pueda rastrear las rutas de suministro de opio exportado desde las diversas granjas del país (ya sabes, los que los militares de EE. UU. están protegiendo) “.

En palabras del investigador Timothy Alexander Guzman: “¿quién posee los aviones y las naves que transportan el 90% de la heroína mundial desde Afganistán al resto del mundo en primer lugar? Seguro que no es el Talibán “.

Traducción: Luis R. Miranda, Editor The Real Agenda News.

La fuente original de este artículo es Global Research
Copyright © Prof Michel Chossudovsky, Global Research, 2018

About the author: Michel Chossudovsky

Michel Chossudovsky is an award-winning author, Professor of Economics (emeritus) at the University of Ottawa, Founder and Director of the Centre for Research on Globalization (CRG), Montreal and Editor of the globalresearch.ca website. He is the author of The Globalization of Poverty and The New World Order (2003) and America’s “War on Terrorism”(2005). His most recent book is entitled Towards a World War III Scenario: The Dangers of Nuclear War (2011). He is also a contributor to the Encyclopaedia Britannica. His writings have been published in more than twenty languages.

Add a Comment