|Sunday, September 15, 2019
You are here: Home » Español » Lo que Comes No es lo que Necesitas

Lo que Comes No es lo que Necesitas 


La siguiente es la primera parte de una serie de artículos cuya atención se centrará en el éxito que la indústria alimenticia tiene en hacer a los cosumidores creer que los productos procesados ??y envasados ??pueden ser considerados como alimento. En este artículo, dedico tiempo y espacio a las dos principales definiciones de “alimento” que conocemos y empiezo a desenmascarar los ingredientes tóxicos que están presentes en nuestra comida, a pesar de que no califican como tales.

En primer lugar, vamos a revisar la definición de la palabra “alimento”, como debe entenderse. Despues, vamos a revisar lo que la mayoría de la gente entiende como “alimento”.

Según el diccionario Merriam -Webster, una de las definiciones de alimento es “algo que nutre, sostiene, o suministra”. La pregunta entonces es ¿qué es lo que nutre, sostiene o alimenta nuestro cuerpo con los nutrientes que necesitamos para seguir con vida y saludables? Recuerde que nuestra definición de alimentos – arroz, frijoles, carne, verduras – no es necesariamente fuente de nutrientes que nuestro cuerpo necesita para lograr un estado saludable. De hecho, los elementos que conocemos como comida son en muchos casos fuente de desnutrición. Así que para ser claros, alimento debe ser algo que ingerimos para nutrir, sostener y proporcionar a nuestro cuerpo los nutrientes que necesita para funcionar apropiadamente.

Esto nos lleva a la segunda definición de alimento, que es el que la mayoría de la gente usa como su guía. El mismo diccionario Merriam-Webster dice que alimento es también cualquier “material que consta esencialmente de proteínas, carbohidratos y grasa utilizada en el cuerpo de un organismo para mantener el crecimiento, la reparación y los procesos vitales y para proporcionar energía.” La pregunta en este caso es, ¿es importante saber de dónde vienen las proteínas, carbohidratos y grasas cuando decidimos lo que va a ser utilizado como fuente de alimento? La respuesta por supuesto es SÍ. No todas las proteínas, carbohidratos y grasas son iguales. La clave en el caso de la nutrición y de nuestra realidad química es que no es sino la naturaleza la que tiene la capacidad de crear alimentos que tienen la proteína, los carbohidratos, las grasas y otros ingredientes adecuados para nutrir, sostener y proveer a nuestro cuerpo de los nutrientes esenciales.

A pesar de grandes avances en la ciencia y la tecnología, no hay un solo producto industrializado que se iguala con la naturaleza en su capacidad de proporcionar lo que tenemos que ingerir con el fin de seguir con vida y saludables. De hecho, la mayoría de los productos industrializados no son aptos para el consumo humano. Los productos creados en un laboratorio a través de la ingeniería alimenticia deben ser vistos como sustitutos de alimentos sólo para ser usados ??como suministros de emergencia, no como elementos para nuestra nutrición diaria. ¿Por qué? Debido a que no tienen el poder de proporcionar nutrientes a nuestros cuerpos. La mayoría de los productos alimenticios se hacen en cantidades masivas y con los más baratos ingredientes con el único fin de abastecer un mercado de alimentos.

En pocas palabras, los seres humanos no están recibiendo lo que ellos piensan que están pagando cuando compran en un supermercado. La definición de “alimento” que nuestro cuerpo reconoce está lejos de ser la misma que la definición que se nos ha hecho creer. Por desgracia para nuestro cuerpo, la segunda definición es lo que dicta lo que usamos para supuestamente nutrirnos. Probablemente hay muy pocas personas que no se han dejado engañar por el ‘batido milagroso que ayuda a perder peso’ y ‘la píldora increíble que quema la grasa abdominal’ sólo para darse cuenta de que eran enganos publicitários.

¿Qué hay en nuestros alimentos que no debería estar ahí ?

Es muy importante saber qué ingredientes están presentes en los productos alimenticios que nos enseñan a llamar comida. Aprender cómo y por qué los alimentos que comemos afectan nuestra salud y el bienestar es el segundo paso para vivir y disfrutar de una vida sana.

Recientemente, el Grupo de Trabajo Ambiental (EWG) publicó su “Lista de Disruptores Endocrinos” que se encuentran comunmente en los productos que llamamos comida. Según el Instituto Nacional de Ciencias Ambientales (NIEHS) de los Estados Unidos, un disruptor endocrino es una sustancia química que “puede interferir con el sistema endocrino del cuerpo y producir efectos adversos en el desarrollo, sistema reproductivo, neurológico e inmunológico en los seres humanos y la vida silvestre.” Los disruptores endocrinos no sólo afectan directamente nuestra salud, sino también la de las plantas y animales que se convierten en nuestros alimentos.

También es importante entender lo que es el sistema endocrino y cómo este sistema se relaciona a un estado general de bienestar. El sistema endocrino es el que regula las funciones de los órganos en el cuerpo, lo que ayuda a mantener el cuerpo en equilibrio perfecto y libre de enfermedad. Entre las funciones que se incluyen en este equilibrio se encuentran: el metabolismo celular, la reproducción, el desarrollo sexual, el azúcar y la homeostasis mineral, la frecuencia cardíaca y la digestión. Endo significa DENTRO mientras que Crino significa SECRETAR .

La respuesta a la pregunta planteada en el subtítulo anterior es que los disruptores endocrinos no deben estar en nuestros alimentos, esencialmente porque no proporcionan nutrientes a nuestro cuerpo y también porque afectan negativamente nuestra salud. Las sustancias químicas en los productos alimenticios que la mayoría de la gente come atacan nuestros cuerpos de manera doble, pues los dejan malnutridos y perturban el balance normal del cuerpo humano.

Como ya puede sospechar, hay una larga lista de productos químicos, muchos de ellos disruptores endocrinos conocidos presentes en los productos que usualmente ingerimos como “alimento”. A pesar de saber que estos productos químicos causan enfermedad en nuestros cuerpos, la indústria alimenticia los usa en los productos que la mayoría de la gente come y las agencias gubernamentales encargadas de controlar que esas sustancias no sean usadas, permiten a las empresas su uso. Las excusas comunes para el uso de productos químicos en los alimentos es que son necesarios para preservarlos y que las cantidades usadas son mínimas.

De acuerdo con el NIEHS, algunas de las sustancias más comunes que causan alteraciones endocrinas que se encuentran en los productos alimenticios son: productos farmacéuticos, dioxinas, compuestos similares a las dioxinas, los bifenilos policlorados, DDT, pesticidas y bisfenol A, entre muchos. Estos y otros disruptores endocrinos se encuentran en productos de uso diario que están expuestos a traves de sus contenedores como botellas de plástico, latas de alimentos, detergentes, retardantes de fuego, alimentos, juguetes, cosméticos y pesticidas. El NIEHS dice que “las investigaciones muestran que los disruptores endocrinos pueden suponer el mayor riesgo durante el desarrollo prenatal y postnatal temprano, cuando los sistemas, órganos conexiones neuronales se están formando.” A pesar de esta advertencia, las personas siguen consumiendo productos cargados de químicos a lo largo de sus vidas. Muy a menudo, productos químicos como los citados antes y muchos otros se usan en alimentos para los fetos en el útero, recién nacidos, niños pequeños y mayores a través de su dieta diaria .

Para cerrar esta sección del artículo vamos a llegar a la conclusión de que la mayoría de la gente, a menos que planten sus propios alimentos de manera orgánica y en suelo limpio, consume productos – no alimento – que contienen una mezcla mortal de sustancias químicas, muchas de las cuales – ha sido demostrado – causan alteraciones drásticas en la función endocrina, lo que a su vez causa enfermedad.

Tal vez, esta realidad química deba ser el origen de cualquier investigación que analiza el por qué las personas están más enfermas que en cualquier otro momento en la historia. Debe ser el punto de partida para los investigadores y los científicos que tratan de responder por qué más y más personas están desnutridas, obesas, enfermas de cáncer, diabetes, enfermedades del corazón, Alzheimer y una larga lista de dolencias de las que mucha gente habla, pero que pocos realmente entienden. La verdad es que estamos más enfermos que nunca porque lo que ponemos en nuestros cuerpos no es alimento.

En caso que no haya entendido, nuestro cuerpo no ve como algo normal ingerir productos que se fabrican en grandes cantidades y con los ingredientes más baratos para satisfacer a un mercado de productos y no para satisfazer nuestras necesidades nutricionales.

Si usted está interesado en el lado científico de las cosas sobre cómo el sistema endocrino y las hormonas funcionan en nuestros cuerpos, por favor, vea el documental de la BBC titulado “El Mundo de las hormonas“. Si usted está interesado más en la forma en que la industria alimenticia hace que la gente crea que sus productos son “alimento”, vea el documental titulado “La verdad sobre los Alimentos“.

En nuestro próximo artículo voy a empezar desenmascarar los más repugnantes productos químicos que están presentes en los productos alimenticios – no alimentos – a pesar de que no deben estar. Los artículos futuros tratarán de explicar los peligros que estos químicos suponen para nuestra salud, por qué se debe repensar y reformar la forma como nos alimentamos y por qué no es una idea loca plantar su propia comida.

Es muy importante recordar esto : “Cada vez que usted come o bebe algo, está alimentando o destruyendo la enfermedad.”

Many people like you read and support The Real Agenda News’ independent, journalism than ever before. Different from other news organisations, we keep our journalism accessible to all.

The Real Agenda News is independent. Our journalism is free from commercial, religious or political bias. No one edits our editor. No one steers our opinion. Editorial independence is what makes our journalism different at a time when factual, honest reporting is lacking elsewhere.

In exchange for this, we simply ask that you read, like and share all articles. This support enables us to keep working as we do.

About the author: Luis R. Miranda

Luis Miranda is an award-winning journalist and the Founder and Editor of The Real Agenda News. His career spans over 20 years and almost every form of news media. He writes about environmentalism, geopolitics, globalisation, health, corporate control of government, immigration and banking cartels. Luis has worked as a news reporter, On-air personality for Live news programs, script writer, producer and co-producer on broadcast news.

Add a Comment