|Friday, April 19, 2019
You are here: Home » Español » Una Conflagración Financiera de Proporciones Inmensas

Una Conflagración Financiera de Proporciones Inmensas 


Dinero creado de la nada, una depresión inflacionaria, años de gastos desmedidos, la deuda griega impagable, la zona europea enpeligro, una pérdida de integridad en los mercados de EE.UU., cargos criminales contra Goldman Sachs, bancos a la ofensiva en transacciones de alto riesgo, la Reserva Federal trabaja horas extraordinarias para que sus máquinas de impriman más papel moneda…
América y el mundo se enfrentan a una conflagración financiera de inmensas proporciones. El mundo de dinero falso y el crédito masivo está sucumbiendo ante la presión de la deuda impagable. Cada día el oro y la plata se convierten en refugio seguro y atractivo. Dónde más iriamos por seguridad financiera? Un incendio es un fuego fuera de control y eso es exactamente lo que el mundo enfranta hoy en día. La depresión inflacionaria ha ardido durante 14 meses y se acelerará rapidamente.

Durante los últimos 15 años el mundo ha gastado mucho más allá de sus medios; en particular los EE.UU., Reino Unido y Europa, y como todos sabemos esto no puede continuar indefinidamente. Los gobiernos siguen contratando, cuando deberían estar despidiendo. Habiendo perdido el 80% de nuestra base industrial y con una economía de servicios que no puede dar empleo a 300 millones de personas más, mucho menos proveer exportaciones para compensar el costo de las importaciones por lo que se deja de fabricar. Ahora se ofrece dinero por seguro de desempleo indefinidamente, que en realidad no puede continuar para siempre. Las espirales de la deuda fiscal cada vez más altas por la creación de dinero y crédito sin fin, consecuentemente devalúa el dólar. Impuestos a los particulares y las empresas continúa aumentando. Este es el camino del fascismo corporativista. Este es ahora el camino que seguimos.

Oficialmente, la destrucción de Estados Unidos comenzó el 15 de agosto de 1971 cuando se abandonó el patrón oro. El Consejo de Relaciones Exteriores dijo hace años, que el 2012 sería el año para la aplicación de un gobierno mundial.

En Europa vemos cómo las manifestaciones de años de gastos desmedidos en Grecia, una nación que tendrá que ser rescatada por el FMI y otros países europeos, especialmente por Alemania que había comprado gran parte de los bonos sin valor emitidos por Grecia. Los bonos griegos ahora están resultando en ganacias de apenas 17%. Esta prima no va a salvar la economía. La deuda es impagable. Grecia debería salir de la zona euro; volver a emitir el dracma y debería hacerlo ahora. Su posición es insostenible. Los griegos no tienen culpa, sin duda, pero el 80% de la culpa es de los banqueros. El resultado es inevitable, ya sea ahora o en 1 año y medio. Estos problemas afectan a todas las naciones de la zona euro y el resto del mundo.  Todos van a sufrir las consecuencias. Por el momento la mayor parte de los daños son hechos al euro, pero con el tiempo, probablemente en los próximos dos años, todas las otras monedas sufriran también; muchas al punto del colapso. Como resultado el desempleo oficial de la UE alcanzará el 20 o 30 por ciento.

No creemos que los poderosos quieren que Grecia muerda el polvo todavía, como hemos señalado anteriormente. Creemos que vislumbran un colapso simultáneo de muchas naciones junto con la devaluación y el no pago de la deuda multilateral. Este es su estilo. De esta manera creen que pueden controlar las cosas y cubrir una de las mayores transferencias de riqueza y poder en la historia. Los elitistas esperan a continuación, marcar el comienzo de un gobierno mundial, creando una nueva guerra mundial.
Los que reconocen lo que las obras de los elitistas puede salvaguardar sus activos y tal vez llegar a ser muy ricos en ese proceso. Los que ignoran las señales y advertencias están condenados a perder casi todo. Las soluciones políticas no funcionarán ahora y no van a funcionar más tarde.

La vida de la zona del euro y la UE, que de forma sistemática se han equivocado, al menos por ahora, están tratando de hacernos creer que todo está bien. No, todo no está bien. Se nos dijo una y otra vez que la crisis no se extendería y se extendió, y se está extendiendo. Los costes por intereses ya están subiendo en Portugal, España y Alemania y en toda Europa.

La zona euro está en peligro pues el problema griego afecta a Portugal y España. La deuda soberana es el papel de alto riesgo. Tal vez podríamos ver un efecto dominó ya que los rendimientos de bonos apareció en los países más débiles y se extendió a los países más fuertes de Europa y, en el Reino Unido y los EE.UU. El problema al final, afectará al mundo entero si acontece de esa manera. Tal situación podría provocar una crisis de confianza, lo que sin duda aumentará el valor del oro y plata. Los mercados de bonos se verán afectados y los mercados mundiales de valores también colapsarán. Tal vez estemos viendo ya el inicio de estatendencia en los EE.UU. y las acciones europeas que sufren sus mayores pérdidas de este año. En Europa, las pérdidas de los bonos griegos son onerosos. Un rescate de Grecia, probablemente reprogramará su deuda. La precipitación de una moratoria griega, la salida del euro, y la reintroducción de la dracma podría poner a las otras 18 naciones en dificultades hasta el borde, si no en insolvencia. Estas ideas son las que se expresaron esta semana en un periódico de Grecia. Además pudimos ver el vertimiento de bonos PIIGS. Esto puede producir pérdidas importantes y los mercados de congelación. También podría conducir a la desaparición de la zona euro y profundamente el daño de la UE. Otro resultado inesperado podría ser la retirada de Gran Bretaña de la UE seguida de la imposición de aranceles a los bienes y servicios por parte del Reino Unido, que sería seguida por los EE.UU.

Otro aspecto del problema griego es que rebajas en las tasas va a obligar a los bancos de ese país a enviar más activos de garantía, que los hará caer en una trampa de liquidez que podría contagiar el sistema financiero mundial. Si más garantía no es recibida los bonos de los bancos sería degradados. Esto también podría causar que bancos griegos vendan activos, poniendo más presión sobre un sistema de por sí débil. ¿Es de extrañar que los precios del oro y la plata estén subiendo?

A pesar de todo esto la zona del euro tiene la capacidad fiscal de respaldar los bancos y apoyar los PIIGS. La pregunta es ¿lo harán? Alemania parece no tener ninguna prisa por hacerlo. Grecia necesita préstamos o flotar bonos por la cantidad de $ 350 billones durante los próximos cinco años, que es mucho pedir. El enfoque actual es resolver los problemas de este año de unos $ 80 mil millones, pero los tenedores de bonos están buscando a cinco años. Ellos están diciendose a sí mismos lo que va a pasar el próximo año y hasta cinco años a partir de ahora. Una cosa buena es que si los griegos se quedan en la zona del euro no pueden monetizar la deuda y con esto arruinar el valor de los bonos. El setenta por ciento de los griegos se oponen a tratar con el FMI, o aceptar préstamos de la UE. Entonces, ¿qué es lo que proponen? Por eso muchos inversores están tirando las manos en el aire y optan por comprar oro en toda Europa. No importa lo que pase en Grecia, el oro es realmente la única buena solución contra la devaluación del euro. El oro no sólo es una protección contra el euro, sino también contra la inflación de los productos básicos. La recuperación, si se lleva a cabo en Europa, podría causar una mayor inflación también. El Banco Central Europeo contradice esto diciendo que no hay inflación. Alemania no debe presionar demasiado fuerte aGrecia, porque si sale de la zona del euro causaría un desastre a los mercados mundiales. Creemos que un acuerdo se hará y que temporalmente va a resolver el problema, tal vez por 1 o 1 año y medio. Es entonces cuando todos los vagabundos financieros serán derrotados  juntos.

About the author: Luis Miranda

Luis R. Miranda is the Founder and Editor-in-Chief at The Real Agenda. His career spans over 19 years and almost every form of news media. He attended Montclair State University's School of Broadcasting and also obtained a Bachelor's Degree in Journalism from Universidad Latina de Costa Rica. Luis speaks English, Spanish Portuguese and Italian.

Add a Comment