Las causas del cáncer son bien conocidas y también lo son las curas |
Real Alternative. Real News.|Wednesday, October 22, 2014
You are here: Home » Español » Las causas del cáncer son bien conocidas y también lo son las curas

Las causas del cáncer son bien conocidas y también lo son las curas 

Por Luis R. Miranda
The Real Agenda
07 de febrero 2012

No es raro ver a los ensayos de expertos en cáncer o de los médicos que en privado o a través de fundaciones promueven viejos conocimientos cuando se habla de cáncer, su prevención y tratamiento. Pero los artículos que hablan de las tasas de cáncer y los mejores métodos para prevenir y tratar esta enfermedad por lo general están llenos de medias verdades y muchas veces simples mentiras. Un artículo reciente publicado en el New York Times, y escrito por la doctora Susan Love, es un claro ejemplo de lo que la industria médica hace con el fin de mantener a los pacientes ignorantes y para continuar la búsqueda innecesaria de una cura.

El cáncer no es sólo una enfermedad completamente curable, incluso en estados avanzados, sino que también se puede prevenir. En su ensayo La Sra. Love comienza por evaluar la decisión tomada por el Grupo Susan G. Komen para la Cura de cortar los fondos para Planned Parenthood, que más tarde se retractó de su decisión debido a la presión ejercida por esta organización historicamente practicante de la eugenesia, – Planned Parenthood – así como el complejo industrial farmacéutico. La industria médica co-optó las organizaciones y fundaciones para protestar por la decisión del Grupo Susan G. Komen y aumentó la conciencia pública sobre el tema, como si la decisiónde desfinanciar tendría un gran impacto en la capacidad de Planned Parenthood de seguir llevando a cabo sus programas de eugenesia. Eso, por supuesto, no fue señalado por la Sra. Love.

De hecho, ella fue directo a las mentiras y medias verdades que por lo general son publicadas por la industria médica y los medios de comunicación corporativos. Empezó diciendo que “todavía no sabemos qué causa el cáncer de mama, por lo tanto no sabemos cómo prevenirlo”. Para sorpresa de la señora Love, los médicos que tratan e intentan curar el cáncer a través de métodos tradicionales y alternativos han descubierto que todos los cánceres tienen una causa común. El cáncer es, según el último estudio publicado por la Universidad de Alberta en Edmonton, Canadá, un mal funcionamiento del metabolismo, no una consecuencia de la mutación celular o mala genética, como muchos en la profesión médica nos dicen. El cáncer puede prevenirse y tratarse con dieta y ejercicio, (también lee esto) terapia de enzimas, así como con la ingestión de dicloroacetato, como muestra el estudio canadiense. Lo que no hay en este momento es un tratamiento o cura que sea igualmente exitosa para todos, que es lo que el establecimiento médico quiere que creamos. Lo que no funciona es el conjunto tradicional de tratamientos de quimioterapia y radioterapia-, que en la mayoría de los casos provoca la remisión durante unos años, pero hace que el cáncer se propague y vuelva. Medicamentos para el cáncer hacen que los tumores regresen más agresivos y mortales entre 5 y 10 años después de que el paciente es irradiado y envenenado. Por lo tanto, no todos los cánceres son iguales, es cierto, pero es absolutamente falso que no sabemos su origen o cómo tratarlos.

La Sra. Love luego habla de la detección del cáncer como una herramienta para controlarlo. A pesar de que menciona que la evaluación con mamograma no es una forma efectiva de prevenir el cáncer, ella dice que es la mejor manera que existe, y que las mujeres deben seguir irradiándose sus cuerpos con la frecuencia que sus médicos recomiendan. Ella probablemente no ha oído hablar de la cantidad monumental de falsos positivos que hace que los médicos y los pacientes incluso consideren la cirugía incluso en los casos en que los quistes encontrados a través de las mamografías no son tumores malignos. Así que señora Love, las mamografías no son lo mejor que hay para diagnosticar o prevenir el cáncer de mama.

La Sra. Love continua sus mentiras, con una que ha sido fabricada dentro de la indústria médica, y que es que la vacuna contra el VPH es una óptima manera de prevenir el cáncer del cuello uterino. Ella no lo dice, pero tal vez ella también cree que los niños también deben ser vacunados contra el VPH. Una vez más. La Sra. Love probablemente no es consciente del hecho de que el VPH no causa cáncer del cuello del útero, y que las mujeres sanas son capaces de prevenir cualquier enfermedad causada por el virus del VPH, con pocos casos de mujeres que sufren infecciones leves a lo sumo, y sólo una minoría – menos de 3.000 al año – que en realidad desarrollan cáncer del cuello uterino, pero no por el VPH. De hecho, ni Cervarix ni Gardasil previenen el cáncer del cuello uterino. En sus propios estudios, las empresas farmacéuticas ponen de manifiesto que ambas vacunas son poco eficaces, pues apenas influirían en cuatro de los más de 100 cepas de virus del papiloma humano que existen. Incluso los propios documentos de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) rechaza la idea de que estas dos vacunas ayuden a prevenir el cáncer del cuello uterino. La FDA dice que la vacuna contra el VPH en mujeres que tienen el virus del papiloma humano aumenta el riesgo de cáncer de cuello uterino en un 44,6%, ya que dichas vacunas promueven el desarrollo de lesiones precancerosas en el útero, lo que finalmente conduce al cáncer cervical. La Asociación Médica Americana (AMA), dice: “Hay evidencia significativa para indicar que no hay ningún beneficio de la vacuna. La desaparición del virus durante períodos de 12 meses no está relacionada con el uso de la vacuna. Es poco probable que la vacunación tenga un beneficio significativo. “La Sra. Love sin duda ignora que las actuales políticas mundiales de vacunación, se han comprobado, son fraudulentas. Tanto Cervarix como Gardasil son bien conocidas por causar serios efectos secundarios – 3500 efectos secundarios diferentes – que no son reconocidos por la comunidad médica a pesar de sus graves consecuencias.

Al final de su ensayo, la Sra. Love refuerza sus puntos de vista sobre la necesidad de “buscar las causas”, en lugar de “encontrar la cura”. Por supuesto, las curas para el cáncer ya se han encontrado, y también las causas. Salvo que las causas no son un conjunto de signos o síntomas que son iguales en todos los pacientes. Cada paciente de cáncer tiene un conjunto de causas que promovió y permitió que el cáncer apareciera y creciera en él o ella. No creo que ella entienda esto, a pesar de su título universitario. Estimada Sra. Love, ni Planned Parenthood ni ninguna otra organización médica que jura por los métodos tradicionales, obsoletos e ineficaces para tratar y curar el cáncer en realidad ofrecen atención médica, sino que ofrecen cuidados pre-muerte. No tratan los síntomas o la enfermedad, no curan. Matan. La única cosa que ha evitado que millones de mujeres y hombres encuentren la cura para sus cánceres no es la falta de una cura, sino la ignorancia, la arrogancia y los intereses económicos del complejo industrial farmacéutico al cual USTED pertenece, voluntariamente o no.

m4s0n501
About the author:

Luis Miranda is the Founder and Editor-in-Chief at The Real Agenda. His career spans over 17 years and almost every form of news media. He attended Montclair State University's School of Broadcasting and also obtained a Bachelor's Degree in Journalism from Universidad Latina de Costa Rica. Luis speaks English, Spanish Portuguese and Italian.

Add a Comment

WP-SpamFree by Pole Position Marketing